miércoles, 22 de noviembre de 2017

Acercándose a los Poderes II - El Rey del Bosque Salvaje

Por Nigel G. Pearson
(Traducido por Manon de Treading the Mill)

Probablemente este sea el aspecto del Dios con el que la mayor parte de la gente esté familiarizada, el dios astado o cornudo de la naturaleza. Sin embargo, en el Arte Tradicional es considerado de una forma muy diferente a la de la moderna práctica pagana. No es una figura paterna amable y amorosa, no es el protector reconfortante de su familia salvaje, no es el apacible defensor de los derechos del “Hombre Nuevo”. Este es el aspecto del Dios a ser más temido, y con razón. Como se mencionó antes, él es el desgarrador, el destructor, el destripador y el violador. Transmite terror mortal en aquellos que entran en su camino y puede conferir locura y caos sobre aquellos que no son cuidadosos en sus tratos con él. Este es el aspecto del Dios con el que a los inquisidores del pasado les encantaba asustar a su rebaño, el mismísimo Diablo del Sabbat. No es mi intención insinuar aquí que hay algo negativo o siquiera “maligno” en este aspecto, solo que encarna la pura y no refinada fuerza impulsora del lado masculino de la Naturaleza, que es verdaderamente “rojo en dientes y garras” y que nos provoca una respuesta comparable cuando Le encontramos. Este es un aspecto que hemos olvidado mayoritariamente en nuestro moderno, confortable y desinfectado mundo moderno. La vida ES dura y cruel, NO se conforma a nuestros conceptos de lo que debería o no ser, ES cruda y dolorosa y es como debería ser. Si todo fuera dulzura y luz – lo cual la mayoría de los modernos practicantes parecen querer – ¿qué aprenderíamos de eso? ¿Dónde estaría el desafío, el ímpetu y la urgencia por seguir adelante y triunfar contra viento y marea?  Así que, esencialmente, lo que estoy diciendo aquí es que el Rey del Bosque Salvaje es el lado Desafiante de la Naturaleza, esa fuerza que nos impele a ser más de lo que actualmente somos.

El Rey del Bosque Salvaje

Como un aspecto del mundo natural, el Rey del Bosque Salvaje puede ser visto como teniendo, él mismo, diferentes aspectos y estos, son a menudo descritos como los Reyes del Verano y el Invierno, o los Reyes del Roble y el Acebo. La moderna práctica neopagana, tiende a colocar los reinos de estos dos reyes desde el solsticio de invierno al solsticio de verano (Rey del Roble), y desde el solsticio de verano al solsticio de invierno (Rey del Acebo). Esta es una completa equivocación y confusión de términos. El Arte Tradicional toma su inspiración de lo que realmente sucede en el mundo natural, en lugar de lo que algunas personas escriben en libros. Si miras a tu alrededor en la naturaleza, ¿cuándo estos dos árboles/aspectos entran y salen de temporada? El Acebo ciertamente es una planta de hoja perenne, así que se adecua a cualquier época del año, por lo que debemos echar un vistazo al Roble en busca de una respuesta. Si observas este árbol, descubrirás que está totalmente desnudo y desprovisto de hojas y vida en el solsticio de invierno, estando así durante meses por lo que ¿cómo puede ser que – observando el mundo natural – domine en esta época? Al Roble le salen nuevas hojas y le renace la vida alrededor de finales de Abril/principios de Mayo, cerca del tiempo del festival de Roodmass o Beltane. En el extremo opuesto del año, se caen sus hojas y empieza su inactividad invernal cerca de finales de Octubre/principios de Noviembre, alrededor del tiempo del festival de Hallowmass o Samhain. Así que, los verdaderos reinos de los Reyes del Roble y el Acebo son de Roodmass a Hallowmass (Roble), y de Hallowmass a Roodmass (Acebo). Esto también se correlaciona con sus nombres alternos de Reyes del Verano y el Invierno. La atribución de sus reinos a los solsticios de invierno y verano se refiere realmente al aspecto solar del Dios, que es una cosa muy diferente y no un aspecto del Rey del Bosque Salvaje. Los equinoccios y solsticios son los tiempos de gran cambio en los niveles internos, nuevas mareas de energía se liberan en esta época y las corrientes internas cambian. Esto no se refleja inmediatamente en los niveles exteriores y por lo tanto se refiere a diferentes aspectos de la deidad, sea masculina o femenina.
Durante los meses de verano domina el Rey del Roble. Este es el Poder masculino relacionado con la fecundación, el crecimiento y la madurez, y no solo en el nivel físico. Durante este periodo nos dirigimos al dios en busca de las energías de la expansión y el aprendizaje. Es un periodo activo en el que los practicantes del Arte estarán fuera de casa en la naturaleza, estudiando los trabajos de la vida y su propio entorno. Es un tiempo para sentir las energías de la vida en el impulso natural de procreación, reproducción y dar a luz en la cosecha. Durante este periodo, aquellos lo bastante afortunados para tener una visión o encuentro con el dios, pueden experimentarle así: un hombre alto, musculoso, “viril” y desnudo, de pelo salvaje y con barba, astado como un toro o con la cornamenta de un ciervo, su piel tintada de verde o marrón claro, envuelto en zarcillos de plantas vivas que crecen rodeándole. Sus ojos son salvajes, como los de un gato o lobo e incómodos de encontrar; inspira una sensación de gran energía y poder, pero salvaje e incontrolado, casi apabullante en su intensidad. Su presencia no puede ser resistida durante mucho tiempo, pero su marcha deja un dolor y tristeza como de gran pérdida o duelo, y una sensación de enervación o agotamiento.


Durante los meses de invierno el Rey del Acebo reina. Este es el Poder relacionado con la disolución, la muerte y la decadencia, despejando los detritos del año pasado. Es el líder masculino de la famosa Cacería Salvaje que busca a lo largo de los meses oscuros las almas de aquellos tan desafortunados como para estar perdidos y solos en la oscuridad. Inspira terror y caos, la locura espera a aquellos que le encuentran cara a cara en las solitarias noches azotadas por el viento, que no puedan controlar su agitación. Es el Gran Iniciador que nos fuerza a mirar dentro de los rincones oscuros y terroríficos de nuestras almas, donde escondemos nuestros secretos más codiciados. Es el que  rompe nuestros acogedores mantos de seguridad y nos revela como somos realmente, desnudados para encarar el desafío y continuar, o acobardarnos  y retirarnos gritando de vuelta a los reinos de la así llamada “normalidad”. Es terrorífico, sobrecogedor y deja cicatrices en el alma, y aquellos a los que se les concede una visión de él pueden verle así: una alta figura masculina humanoide con una andrajosa capa negra, que flota en el vendaval que le rodea, vestido el resto de su cuerpo con un sayo y pantalones oscuros. Sobre su cabeza una capucha hace su rostro invisible, pero unos fantasmagóricos cuernos blancos pueden verse por encima de él y un misterioso brillo que emana desde debajo de la capucha. Hay un rancio y putrefacto olor a su alrededor y es imposible mirarle directamente a la cara. Inspira una sensación de inmenso pánico y terror, que congela las entrañas y presagia un terror superior y una batida en retirada. Si esto puede ser superado, grandes intuiciones y revelaciones se tendrán.



Andando el Camino

Puedes preguntarte, después de las descripciones anteriores, por qué alguien querría ponerse en el camino de una entidad tan terrorífica como el Rey del Bosque Salvaje. El Arte Tradicional no es acogedor, no es seguro y no es “bonito”. El practicante del Arte es un cierto tipo de persona que busca deliberadamente experiencias que le empujarán hasta sus límites y más allá, convirtiéndose por lo tanto en más de lo que es a día de hoy. Un encuentro con este Poder ciertamente hará esto, y este es el motivo de que este Poder en particular sea buscado. Esencialmente, este ejercicio es un desarrollo de la práctica de Rastreando a los Wights dada en el capítulo Trabajo con Espíritus, pero con un propósito más intenso y profundo. Lo mejor es haber hecho el ejercicio Rastreando a los Wights con algún éxito unas cuantas veces antes; esto permitirá al practicante estar familiarizado con el territorio real a ser usado en un nivel más profundo y añadir también algún apoyo de los espíritus locales si se necesitara fuerza extra. Repetiré las instrucciones básicas para refrescar la memoria de los lectores, pero con algunas diferencias esenciales y, ojalá, resultados (por favor, refresca tu memoria del procedimiento adecuado al completo, antes de emprender este trabajo).
El mejor momento para su realización es al amanecer o al ocaso, en una zona de bosque con la que estés familiarizado. Vístete acorde a la estación con tejidos naturales y de color, para no destacar en el entorno. Lleva tu stang o bastón y ve a la zona que has elegido para Andar el Camino. La actitud que debes tener en mente es la de un cazador, solo que lo más probable es que tú seas la presa, sé consciente de ello. Deseas encontrar, no capturar y matar. Esto será más difícil ya que tu “presa” es astuta, habilidosa y una con Su entorno, por ello debes ser igual. Antes de empezar, haz una declaración – en alto o silenciosamente, no importa – de que tu intención es Andar el Camino para encontrar al Rey del Bosque Salvaje en cualquier forma que Él desee manifestarse. Decláralo firmemente, con convicción y asegúrate de decirlo en serio.


Empieza tu rastreo tomando un sendero hacia tu bosque escogido. Camina ligeramente sobre la tierra, pero no de puntillas o agachándote, un paseo tranquilo servirá. Es la actitud lo que cuenta aquí. Debes ser tan consciente como te sea posible de todo lo que está ocurriendo a tu alrededor, usa todos tus sentidos para experimentar tu viaje. Olfatea el viento, saborea la brisa, escucha todos los sonidos que te rodean, toca la tierra/árboles/arbustos conforme andas y tenlo todo en cuenta con tus ojos. Debes ser totalmente consciente y también estar fijo en tu intención. A la misma vez, debes silenciar todo “diálogo” en tu cabeza, no pienses en nada en absoluto (tanto como puedas), y solo experimenta. Camina a un paso lento pero constante, haciendo tan poco impacto como puedas en tus alrededores. Conforme progresas – y esto puede llevarte algún tiempo, así que prepárate – tus sentidos pueden volverse gradualmente sobrecargados y “cerrarse”, hasta que solo uno o dos estén abiertos. Solo déjate ir con cualquier cosa que ocurra y “sigue a tu olfato” por así decir. Deberías tener planeado terminar tu Caminata en un lugar de significación para ti y de Poder en la Tierra. Este puede ser un menhir, un antiguo árbol, el claro de un bosque, un manantial o  estanque en el bosque, cualquier lugar que tenga poder para ti y sea natural. Cuando llegues a este lugar, empieza a Hacer Girar el Molino como se describió previamente (si no hay un punto central natural, coloca tu stang de pie en el suelo y úsalo como tu foco). Continúa girando hasta que tu sentido del Otro Mundo que te rodea se vuelva casi abrumador y seas incapaz de continuar (puede que desees usar un breve cántico que encarne tu intención aquí. Solo que sea corto y claro). En este punto deberías simplemente parar, permanecer quieto y esperar a lo que suceda. Ofrécete como un sacrificio al Cazador en los Bosques y prepárate para cualquier cosa. Acepta lo que ocurra y déjate llevar por ello. Nadie puede decir qué ocurrirá, estarás solo. No obstante, lo mucho o poco que suceda, no te engañes pensando que no ha pasado nada, porque si has realizado la Caminata con intención, sinceridad y convicción, siempre ocurrirá algo y cambiarás de extrañas y sutiles formas. Cuando hayas terminado, simplemente regresa y aléjate, rehaciendo tus pasos sin mirar atrás. Tan pronto como llegues a tu punto de inicio, o a casa, come y bebe algo (no alcohol), ya que esto te ayudará a “bajar a tierra” y te traerá de vuelta al reino de la vida diaria (si condujiste hasta el lugar, asegúrate de estar bien para conducir de vuelta. Puede ser de sabios hacer una pausa y tener algo para comer y beber en primer lugar antes de conducir).
Es improbable que algo demasiado dramático suceda en una primera Caminata, pero una vez más, podría ser. Realiza la Caminata en diferentes momentos del año y con diferentes condiciones climatológicas para obtener una experiencia avanzada.


------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


No hay comentarios:

Publicar un comentario