sábado, 18 de junio de 2016

Mysterium Sabbati: Cabalgando en la Vía de la Bruja

Por Nigel Aldcroft Jackson
(Traducido por Manon de Call of the Horned Piper)


1. Detrás de ti la campana de la iglesia tañe marcando la medianoche, te alejas de las casas a través del frío aire de la noche, pisando en silencio cruzas la húmeda hierba hacia el alto seto espinoso que rodea y circunda la aldea. Contemplas su masa oscura a medida que te vas acercando y ahora caminas junto a él, siguiendo su límite. Caminas a tu ritmo junto al cerco y empiezas a oír sonidos que vienen de muy lejos, del otro lado del seto - las fuertes llamadas de las aves y animales nocturnos, sonidos de movimiento, de secas y crujientes hojas, el remoto ulular de un búho, el croar de los sapos, el agudo ladrido de un zorro.


2. Sigues caminando, con el cerco a tu izquierda y después de un rato llegas a una brecha que hay en él; ante ti hay una escalerilla de piedra que conduce a través de un muro de espino. En el poste que hay a ambos lados de la escalera de piedra, ves desgastados símbolos grabados; la estrella hex en uno y el pie con garras de la bruja en el otro. Apoyada en la escalerilla hay una vara y a su pie un pequeño tarro con un ungüento verde oscuro. Avanzas hacia ellos y coges la vara en tus manos, sintiendo con tus dedos su lisa superficie y los glifos grabados en ella. Te arrodillas y recoges el tarro de ungüento que despide un olor amargo.

3. Con la vara permaneces junto a la escalerilla en silencio ante el imponente cerco y las místicas palabras del Sabbat se pronuncian a través de ti:

ROBIN, OSCURO MAESTRO
AL QUE LOS HOMBRES LLAMAN EL DIABLO
MAESTRO ASTADO DEL CAMPO,
EL MONTE Y LA CIÉNAGA,
SEÑOR DEL CRÁNEO Y EL FALO
QUE CABALGAS CON LA CACERÍA SALVAJE;
ABRE EL CAMINO TE ROGAMOS,
POR LA VÍA DE LA BRUJA AL SABBAT.


NÓNUPLE MADRE DE LA SABIDURÍA DE LA NOCHE
DAMA HEL, DAMA ABEDUL, MORGANA LE FAYE,
A LA QUE LOS HOMBRES LLAMAN
LA REINA DE ELFLAND,
GRAN HERODIAS QUE VUELAS
A TRAVÉS DE LA OSCURIDAD:


A TI SUPLICAMOS, REINA Y BRUJA
QUE NOS GUÍES POR LA VÍA DE LA BRUJA
A LAS EXTRAÑAS GLORIAS DEL SABBAT,
¡QUE ASÍ SEA!

4. A través del portal que forma la escalerilla vislumbras una esfera flotante de suave luz, brillando en la lejana niebla que no emite sombras. Se aprecia su color fluctuante más allá de la escalerilla. Mientras miras profundamente dentro de la bola de luz, entrevés un animal, una forma o un pájaro. Más allá de la escalerilla de piedra tu fetch-luz1 tiembla y se cierne sobre el suelo, brillando suavemente en la oscuridad, tentándote a emprender el viaje hacia el otro lado.


5. Ahora miras a través de la escalerilla y más allá ves un amarilla luna llena suspendida a poca altura en el cielo sobre un paisaje de brezales, bosques y pantanos; prados brumosos, túmulos y menhires que lanzan largas sombras negras a la luz de la luna, donde las pálidas liebres saltan entre los setos. A los pies de la escalerilla un estrecho camino que discurre recto brillando débilmente bajo la luna. Percibes que el sendero está alineado con una oscura colina que se divisa a la distancia.

6. Sosteniendo la vara y el tarro con el ungüento te internas por la escalerilla y asciendes a través de la brecha, las espinas clavándose en tus ropas conforme emerges sobre la húmeda hierba al otro lado del cercado. Por unos momentos te paras, respirando el frío aire y después introduces tus dedos en el pequeño tarro de barro y frotas un poco del frío y verde ungüento sobre tus muñecas y frente. Te montas a horcajadas en la vara, manteniéndola entre tus muslos y el antiguo hechizo susurra a través de tu mente:

¡THOUT, TOUT A TOUT, POR TODAS PARTES
Y ALREDEDOR2,
EN EL NOMBRE DEL MAESTRO ASTADO!

7. Mientras estás a horcajadas de la vara una brisa susurra en el cerco detrás de ti y un viento empieza a levantarse, soplando desde la distancia, su retumbar empieza a llenar el aire y sobre ti parece oírse muchas voces lejanas que llaman y chillan a través de la noche. Un cuerno distante es soplado y el viento aumenta cada vez más hasta que empiezas a sentirlo tirando de ti y elevándote del suelo. Tus pies dejan la tierra y asciendes hacia el aire nuboso, moviéndote hacia delante. El fetch-luz flota sobre el sendero delante de ti, guiando por el camino mientras te remontas hacia arriba con fácil movimiento, deslizándote suavemente a través de la oscuridad. Sin esfuerzo montas sobre la vara a través de la fría atmósfera, hacia la oscura colina sobre cuya cima fuegos lejanos ahora centellean rojos en la distancia.


8. A horcajadas de la vara te elevas velozmente, el gélido viento en tu pelo y agitando tu manto mientras vuelas a través del cielo nocturno. Sientes tu altura y miras hacia abajo a las tierras que se extienden por debajo de ti - campos, copas de árboles, pantanos y páramos en bruto, todos encendidos a la luz de la pálida luz de la luna. Debajo de ti la senda recta corre por delante como un trémulo hilo de plata.

Sientes a tu alrededor compañeros sombríos volando junto a ti, búhos silenciosos, figuras encapuchadas a horcajadas de escobas y cabras, algunas con oscuros sombreros de pico, vislumbrados a través de volutas de humo y nubes vaporosas, todos remontándose a través del tenebroso aire. Vuelas hacia delante, moviéndote suave y rápidamente, como en un sueño.

9. La voluminosa masa de la Oscura Colina ahora se cierne más adelante, su cima encendida por un faro de fuego; ahora cabalgas hacia abajo, más abajo, hacia a los pies de la colina que asoma por encima de ti, una sombría masa rematada con una llama danzarina.

Flotas siempre hacia abajo hasta que sientes tus pies tocando la tierra. Ahora te encuentras de pie, vara en mano, en la base de la colina junto a un viejo y retorcido Saúco cuyas ramas arañan como negros dedos retorcidos contra la luz de la luna, alrededor de sus raíces ves acampanadas Belladonas de color púrpura, plantas que crecen lujuriosamente. Junto al Saúco ves un portal de piedra que se adentra bajando dentro de la colina desde el que emana una luz sobrenatural sobre la hierba. Estás de pie ante este portal durante unos segundo, después te agachas ligeramente para entrar al túnel que se interna en la Oscura Colina. Te adentras por el pasadizo empedrado con su tejo bajo y oyes el sonido hueco de tus pisadas conforme desciendes. Ahora oyes un débil sonido de apresuramiento y murmuración, de baja encantación, de flautas quejumbrosas, sonido de gaitas y tambores lejanos más abajo. Desciendes más y más abajo y el pasadizo se vuelve muy estrecho y cerrado. Tus manos tocan la rugosa piedra de las paredes mientras te deslizas más y más. La extraña luz ahora brilla con más intensidad, como si estuvieras cerca de su fuente. De forma repentina el túnel se amplía y pasas a través de un arco bajo a un reino crepuscular de misterio...


(Un periodo de silencio ahora toma lugar en el que la comunión mágica es lograda con los antiguos poderes del Sabbat.)

10. Para retornar del Misterio Sabbático del Inframundo de Hel/Annwyn, la bruja monta sobre la vara y salmodia las palabras de retorno:

¡RENTUM TORMENTUM,
EN EL NOMBRE DEL MAESTRO ASTADO!

Por este hechizo regresarás en un instante de la Oscura Colina Feérica del Sabbat, volverás de los altos y solitarios lugares de los Poderes Salvajes y cruzarás el cerco de vuelta a la Tierra Media y el mundo de los vivos, despertando a tu dormido cuerpo. Este a su vez es, el sagrado renacimiento al mundo desde el útero primordial de la Dama Abedul, la Isla de la Manzana de Morgan Le Faye, la caverna de las Madres; aquellos que retornen de los lugares profundos de Annwyn, renacen y regresan como brujas/os, mujeres y hombres de oscuro poder y secreto conocimiento.

Comentario sobre el Mysterium Sabbati

1. El viaje empieza a medianoche, la tradicional "hora de las brujas", un periodo liminal o 'fractura' entre el viejo día y el nuevo. La medianoche es así el momento místico de 'entre-lo-uno-y-lo-otro' en el que las cosas retornan a su fuente primigenia y las puertas entre los mundos se abren momentáneamente.

El Cerco que circunda a la aldea es el límite sagrado entre este mundo y las inmensidades misteriosas del Otro Mundo. Es la frontera de la aldea y más allá de su perímetro yacen los temibles poderes de la naturaleza primal, los lobos y bestias de los páramos boscosos. Dentro del Cerco reside la vida ordinaria de la aldea, la consciencia diaria de la tierra media pero fuera, al otro lado, está el reino del misterio y lo terrorífico donde los seres feéricos, los ancestros y los animales salvajes deambulan en la noche, el dominio de los muertos y los antiguos.

En las regiones celtas este mundo misterioso de la muerte y el renacimiento era conocido como Annwvyn, el Inframundo o Lugar Profundo; en tierras teutonas era denominado Hel, el Lugar Oculto de poder secreto gobernado por la Madre-de-Todos, la Dama Hel. Este es el mundo de Elfame o de Las Hadas.

La bruja tenía el poder de cruzar sobre el Cerco, la 'Vieja Bruja', viajando entre los mundos. Por lo tanto la bruja era llamada la 'Cuidadora del Cerco' o la 'La Que Cabalga el Cerco' - Haegtessa en Inglés Medio, Hagazussa en Alto Alemán Antiguo y Haghetisse en Holandés Medio. De ellas ha derivado nuestra palabra 'hag' y la alemana 'hexe' que significan 'Bruja'.

2. La Escalerilla de Piedra es una brecha en el cercado, un lugar donde el paso entre los mundos puede tomar lugar y por lo tanto estrechamente asociada con las Brujas.

La Estrella Hex es una forma de la runa Hagal, la novena runa sagrada para la Madre Oscura del Inframundo y el Camino a Hel o sendero de los espíritus, a lo largo del que las almas desencarnadas viajan durante nueve noches para alcanzar su reino subterráneo. Encarna especialmente las sendas entre las dimensiones de los nueve mundos del árbol cósmico. El Pie de Bruja es un símbolo muy antiguo que representa la garra del pie del búho de la Diosa Bruja Hold o Herodias. Por ello implica el vuelo mágico y la sabiduría oculta, también representa el estar de pie para alcanzar las raíces más bajas del Tejo que descienden hacia el Inframundo.

La vara es el Gandr que servía tanto de vara mágica como de palo de montar a las brujas nórdicas. Es una variante de la clásica escoba o palo bifurcado sobre el que volaban las Brujas en Europa. La hueste de seres nocturnos que vuelan sobre varas es denominada Gandreidh en Escandinavo Antiguo y se aplicaba a los vuelos de las Brujas y a la Cacería Salvaje de los muertos fantasmales. El tarro es simbólico del Unguentum Sabbati, el 'ungüento de vuelo' o 'bálsamo de elevación' que generalmente contenía hierbas narcóticas y alucinógenas tales como la Belladona, el Acónito y el Beleño, cuyo uso era un preliminar para el viaje al Sabbat en las prácticas de la brujería tradicional.

3. Los rezos del Sabbat formulan la intención del trabajo claramente dentro de la consciencia y producen un grado de entonamiento con las deidades arquetípicas de la Brujería.


El primer rezo es dirigido al Anciano, el Dios Astado de los bosques y pantanos salvajes que gobierna sobre los rebaños de ciervos, ganado vacuno y cabras; en la oración el dios es llamado usando el nombre celta Boucca del que viene el inglés Puck y el irlandés Puca. Estos derivan de la raíz indoeuropea – BHUG que significa bestia cornuda, como un ciervo o cabra. En la Irlanda contemporánea una cabra es llamada todavía un 'puck'. En la Galia era llamado Vindos y dio a luz al título de Cernunnos, 'el Astado o Dios de Cabeza de Ciervo'; en Gales era conocido como Gwynn Ap Nudd. Él es el Señor de Annwvyn y confiere su antigua abundancia sobre aquellos que viajan allí. Él es el maestro de la Cacería Salvaje de los muertos en el periodo invernal, cabalgando a través de la noche 'entre los tiempos'. Sus dos mayores símbolos en los misterios brujeriles son el cráneo de secreta sabiduría ancestral y el Falo de fertilidad y regeneración. Las brujas le llamaban de variadas formas: Robin, el Viejo Hornie o el Diablo.

El segundo rezo es dirigido a la Madre de Todos, la gran Diosa Bruja de la Noche que gobierna sobre los reinos subterráneos. Entre sus atributos están la tierra y las aguas dentro de la tierra, los animales salvajes y pájaros, el hilado, la luna y las encrucijadas. Puede aparecer con triples o nónuples aspectos queriendo significar su dominio sobre los tres planos del cielo, la Tierra y Hel. De su fuente, caldero o útero secreto, fueron dados a luz los nueve mundos al principio de los tiempos. Su nombre indoeuropeo original era KOLYO, del que deriva el epónimo de la diosa griega Calypso, la alemana Hela, Holle y Hulda y la celta Cailleach, la Bruja velada que cabalga con sus ocho hermanas en las tempestades de invierno.

En el mundo celta esta diosa todo abarcante era vista en la triplicidad de la Morrigan, la 'Gran Reina' en sus tres aspectos de Nemain, Macha y Badb Catha – 'Terror', 'Caballo' y 'Cuervo de Batalla'. En tiempos medievales evolucionó a Morgan Le Faye que reside como parte de una hermandad nónuple de mujeres en la infernal Isla de las Manzanas, Ynys Avallon. Del mismo modo los huertos de manzanas mágicas crecen en los dominios de la Dama Holda, las 'manzanas de Hel' que regeneran a los muertos y confieren juventud inmortal. Como la diosa que conducía la Procesión Feérica y la Heljagd, se la interpretaba clásicamente en los textos de los primeros escritores francos como Herodias o Diana. Los poetas alemanes la veían como Frau Venus cuyo mundo mágico se alcanzaba descendiendo al interior de la Venusberg, la Montaña de Venus.

Fiel a su naturaleza de Madre de Todos puede aparecer como una bella reina de pelo dorado (Novia) o como una vieja bruja con colmillos, cara azul y garras de hierro (Cailleach). La Brujería escocesa la adoraba como la 'Reina de Elfland' sobre su caballo blanco de soberanía. Para las Brujas vascas, ella era La Dama que presidía el Sabbat en su montaña. En la tradición gaélica ella es la Vieja Bruja de la Luna Nocturna, la diosa búho que hila en el inframundo hilos de plata.

4. El fetch-luz es una manifestación de la Fylgja, el aspecto salvaje y sobrenatural del alma que existe fuera del cerco; este es el otro lado de nuestro ser que raramente experimentamos de forma directa aunque es una personificación de fuerzas protectoras y fortalecedoras. Como un aspecto de la psique interior, el Fetch tradicionalmente ha sido conocido por tener la apariencia de animal o de pájaro, como un espíritu guardián femenino o masculino, o como una esfera de luz.


El Fetch nos guarda y acompaña y puede ser una fuente de fortuna y poderes numinosos para la bruja, tanto en este mundo como en el de más allá. El Dyr-Fylgja o 'Animal Fetch' subyace al concepto brujeril tradicional del Puckerel o espíritu Familiar que aparece como una liebre, un gato negro, un sapo o de muchas otras formas. El espíritu familiar es para la bruja un poder interior y de más allá, al que convocar algunas veces para propósitos mágicos. El fetch/Familiar era invocado para obtener conocimiento adivinatorio, conseguir habilidades inusuales, actuar como espíritu guía o para el cambio de forma.

5. La senda directa está alineada con el distante montículo feérico u Oscura Colina del Sabbat; delinea el sendero de movimiento mágico emprendido por la bruja cuando cabalga sobre el palo de escoba. Como una línea de vuelo para los espíritus sobre el paisaje interior de Elfame, se vio reflejada en el mundo exterior en los 'caminos feéricos' de la tradición gaélica, que discurren entre los montículos-fortalezas de los Sidhe.

A lo largo de estas pistas mágicas el Pueblo Feérico cabalgaba en los cuatro días trimestrales "cambiando sus cotos de caza". Este fenómeno es el Sluagh Sidhe o Procesión Feérica y la hueste mágica era conducida por la Reina de Elfland y el Rey de las Hadas. El saber geomántico sajón dice de las vías rectas periódicamente cabalgadas por la Hueste Salvaje, que eran conocidas como 'El Camino de Woden'. En las Islas del Canal los cromlechs y dólmenes están enlazados por 'pouquelaie' o 'senderos de los goblin'. Los Senderos de velas de cadáveres3 galeses y los caminos de Ankou4, el Carro del dios de la Muerte Bretón, atestiguan los mismos principios mágicos. En Alemania los rectos 'Caminos de Fantasmas' discurren entre los cementerios e igualmente el holandés 'Camino de la Muerte' y el Helweg se representan en la creencia popular como senderos lineales a través de los cuales los espíritus vuelan. En el Mysterium Sabbati, la consciencia inspirada es llevada a lo largo del encantado Camino de la Bruja o Línea de Búho, a través del espectral paisaje onírico de Elfame, guiada y protegida por el Fetch o Familiar invocado.

6. La unción de la Bruja con el 'ungüento de vuelo' aquí asume el carácter de un gesto puramente simbólico o ritual dentro del círculo de la consciencia; señala el entonamiento y entrada a una fase avanzada de trance inspirador cuyo emblema herbal es la baya de color púrpura oscuro de la mortal planta Belladona - la sagrada hierba Bruja. El hechizo para el Viaje Nocturno es una antigua fórmula del West Country usada por los covens de brujas en Somerset en el siglo XVII, aunque es de más largo origen y probablemente surgida del extático canto del chamán o del encantamiento para el trance de vuelo, aunque finalmente desgastado en el trascurso de los siglos. Este encantamiento-semilla sirve para dirigir el alma 'fuera de casa', a través de capas de consciencia a la fuente oculta de todo ser.

7. La brisa que se levanta y el viento tempestuoso son aquí heraldos de la inminente presencia de los espíritus y refleja una intensificación del hálito de consciencia del espíritu (Anda- Nórdico Antiguo). Las voces en el viento son los ancestros cabalgando en la noche.

El distante cuerno soplado tiene un significado especialmente grande - es el cuerno del Maestro de la Cacería Salvaje que convoca a las almas a salir de sus cuerpos. Por este instrumento el Dios Astado, Gwynn Ap Nudd hace sonar el misterio de la muerte y del abandono de la carne. A la bruja el Cuerno del Sabbat la llama desde la profundidad y la distancia a través de los grandes espacios del tiempos como un signo de la alianza jurada con los antiguos.

8. El vuelo alude a la liberación extática de la psique de la Bruja; la consciencia se extiende más allá de los parámetros normales de la entidad del ego/cuerpo y vaga sin límites más allá del cerco en el vuelo del espíritu. El palo de escoba o Gandstaff simboliza la fórmula secreta de la magia de la Bruja, por la cual la levitación mágica es lograda y a través de la que el alma vuela sobre las alas de la inspiración numinosa hacia Otros Mundos.

En este punto del rito la Bruja se funde con la noche viajando con la horda de espíritus desencarnados conocida por miles de nombres a lo largo de Europa, tales como Gandreidh, el ejército de Diana, la cacería del Rey Arturo, Herlathing, Mesnee de Hellequin – las huestes oníricas del Inframundo.


9. La Oscura Colina del Sabbat representa un profundo lugar interior de la Brujería tradicional. El faro de fuego que arde en su cima brilla a través de muchas dimensiones y convoca a los fieles a través de la noche de poder para celebrar el Mysterium. La Colina, Monte o Montaña es central para el simbolismo de la Bruja, porque encarna el cuerpo o útero de la Madre-de-Todos dentro del que buscamos las transformaciones definitivas bajo las raíces del árbol cósmico.

El caballero alemán Tannhauser siguió este sendero hacia la Hurselberg, la Montaña de Venus. Pendle Hill posee una función similar en la cosmografía de la Brujería de Lancashire. Las Brujas suecas del Coven de Auldearne entraban en las Downie Hills y las Brujas alemanas volaban a la Brocken en la Noche de Walpurgis. Los Sabbats del País Vasco tomaban lugar dentro de las cavernas de ciertas montañas en los Pirineos. En todas partes el simbolismo de la Oscura Colina del Sabbat persiste – el descenso por el pasadizo al interior de este monte implica un retorno al útero de la tierra de la Dama Herodias, la fuente primigenia de todo ser que existe más allá del tiempo y el espacio. Este es el estado de sueño inconsciente en el que todos los límites ordinarios se han disuelto – el divino caos a partir del que el tiempo y el ser son regenerados una y otra vez a través de grandes ciclos cósmicos.

La Caverna Mística dentro de la Oscura Colina es el lugar del Caldero, la fuente eterna del renacimiento continuo. El Saúco es el lugar de morada de la 'Bruja del Saúco' y como el árbol del cuervo celta, denota que el estrato más profundo del inframundo está siendo contactado. Todo el desplazamiento del Mysterium ha conducido a la Bruja a este punto y las experiencias que ocurren dentro de la Oscura Colina pueden variar considerablemente de un individuo a otro: algunos pueden experimentar una participación e implicación visionaria en el arquetípico Sabbat de la Bruja, otros pueden percibir revelaciones simbólicas de poder iniciático, otros incluso pueden lograr simplemente una comunión sin forma con los Primordiales y hacerse conscientes de la presencia numinosa del Astado y la Reina Triple. Cuando este estado de comunión Sabbática es alcanzado por completo, las palabras ya no son suficientes para describir el Mysterium inefable. Una mayor exégesis sería superflua.

10. El Hechizo de Retorno es una vez más una fórmula tradicional del West Country y formalmente señala el retorno a la consciencia ordinaria en la Tierra Media. Cada retorno es virtualmente instantáneo ya que toma lugar en un dominio extratemporal y siempre significa un renacimiento en un estado superior en la tierra de los vivos, dotado con el numen y conocimiento del reino de la muerte y la memoria ancestral. Este es el eterno viaje nocturno de la iniciación a la Brujería como siempre ha sido conocido a lo largo de Inglaterra y Europa. En los tiempos antiguos se hacía esencialmente de esta manera, aunque los secretos se perdieron y fueron oscurecidos por la ignorancia y el paso del tiempo.

Ahora el Cultus Mysterium Sabbati y el Coven de los Tres Búhos se hace manifiesto en este santo trabajo de Brujería.

¡QUE ASÍ SEA! 

1 Ver capítulo siguiente (Nota del Traductor). 
2 Frase sacada del juicio de las brujas de Somerset (1664) quienes afirmaron que “Antes de ser conducidas a sus reuniones, se untan las frentes y las muñecas con un aceite que los espíritus les traen (que tiene un olor desagradable), y son transportadas en un corto espacio de tiempo, utilizando estas palabras Thout, tout a tout, through and about. Y cuando se van de la reunión, dicen: Rentum, Tormentum […] son conducidos enseguida a sus hogares.” (Nota del Traductor). 
3 Una vela o luz de cadáver es una llama o bola de luz, a menudo azul, que es vista viajando justo por encima del suelo en la ruta del cementerio a la casa de la persona moribunda, y de vuelta al cementerio, estando particularmente asociada con Gales (Nota del Traductor). 
4 El Ankou es un personaje legendario de la mitología popular de la Baja Bretaña, en Francia. El Ankou no es la muerte en sí mismas, sino su servidor. Se ocupa de recoger las alamas de los difuntos recientes en su viejo carro (karr an Ankoú, "carro del Ankou" en bretón). Se dice que cuando un vivo escucha el sonido chirriante del carro (wig ha wag) es señal de que él mismo o alguien próximo a él no tardará en morir. También se dice que todo aquel que vea al Ankou morirá en el transcurso de ese año (Nota del Traductor).



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



domingo, 12 de junio de 2016

La Herbología Mística de la Mandrágora

Por Robin Artisson
(Traducido por Manon de The Horn of Evenwood)

Las gentes en los antiguos tiempos siempre buscaban trabajos para la protección del hogar, así como los trabajadores de las artes hechiceriles de cualquier época. Los hechiceros tienen todas las razones usuales para querer que sus moradas sean seguras, pero han añadido el peso del propósito, ya que sus hogares casi siempre sirven como salas de trabajo, y contienen, con el paso de los años, incontables talismanes, objetos de vínculo, filtros y pociones en botellas y otras parafernalias hechiceriles sin número. Sus áreas de trabajo se vuelven familiares para ellos, y temen que un enemigo o un poder maligno se infiltre o comprometa sus lugares sagrados.

Muchos hechizos y trabajos pueden (y deberían) hacerse para la protección del hogar. Aquellos que practican el Arte de la Hechicería o Brujería atraerán inevitablemente las atenciones negativas de otros hechiceros y poderes viles. Nadie puede ser tan bondadoso y puro de corazón como para evitar todas las atenciones negativas. El mundo es menos que ideal respecto a cómo otros perciben a una persona y sus intenciones.


El más simple y sin embargo, más poderoso de todos los trabajos para la protección del hogar incluye el "Hechizo de los Huevos y las Piedras de la Madre Tierra" - un trabajo Saturnino de protección que implica la carga y otorgamiento de poder de huevos de gallina o de piedras marrones oscuras o negras del tamaño de un puño, para la protección de tu hogar y la Tierra en el nombre de la tenebrosa Madre Tierra, y su enterramiento a lo largo del perímetro de tu propiedad en el suelo.

Estos amuletos enterrados crean lo que podrías llamar "trampas para duendes", bloqueando la entrada de poderes desde cualquier dirección. Para ello, el mínimo que deberías enterrar, durante la luna creciente o llena, es cuatro, una para cada punto cardinal si es posible. Por el contrario, el máximo que deberías enterrar es nueve, ocho en un círculo alrededor del hogar y una bajo la entrada principal de la casa o ante ella, haciendo de "toma de tierra" para que dichos poderes vayan a parar a la nada. Indiferentemente de si cargas o no los huevos o piedras para la defensa de tu propiedad u hogar, ten la certeza de que los sellas en pequeñas cajas o tarros que impedirán que la tierra los toque, una vez que hayan sido enterrados y estén bajo tierra. Serán perfectas para esto las pequeñas cajas de madera cuyas "grietas" se puedan sellar con cera oscura, o tarros. Envuelve con una tela suave el recipiente, si estás usando un huevo.

Desde debajo de las nieblas del tiempo, un método mucho más poderoso de proteger el hogar ha llegado hasta nosotros. Este método, y su único recipiente de envío, tiene usos hechiceriles que van mucho más allá de la protección del hogar, pero la protección de la vivienda y el hogar del hechicero y su familia es su uso principal. Este método es el método de la Creación y Manipulación Hechiceril de la Mandrágora o Maniquí.


La Mandrágora es una planta que ha sido asociada con la hechicería y la Brujería desde tiempos inmemoriales. Aunque se considera una planta Venusina, cómo llegó a ser asociada con la Dama Venus es una historia interesante aunque macabra. La Mandrágora era llamada “El Ahorcado” porque a menudo se la veía crecer bajo los patíbulos en los que se ejecutaban hombres colgándolos. Como la mayor parte de la gente ya sabe, cuando se cuelga a un hombre, experimenta lo que se llama “erección post mortem”. Él eyacula por última vez. Se cree que este semen caía al suelo, donde se convertía en plantas de Mandrágora, y de ahí su asociación con la lujuria y la corriente Venusina. Es fácil ver que esta conexión Venusina se ve subrayada también por una poderosa asociación Saturnina (sexo y muerte, la eterna pareja), de ahí que la planta de la Mandrágora esté en una posición ideal para ser “despertada” y convertida en un guardián del hogar.

Se la ha llamado de muchas formas – su nombre “científico” es Mandragora Officinarum, aunque ha sido llamada Aulraum, Mandrágora, Anthropomorphon, Ahorcado, Hierba de Circe, Ladykins, Maniquí, Womandrake, Semihomo, Mandragor, Mandragen, Zauberwurzel y Hexenmannchen. Como hierba, puede ser usada para cualquier propósito Venusino o Saturnino.


Tradicionalmente, los principales usos de la Mandrágora son para trabajos de amor y para la creación de un servidor mágico llamado Maniquí. Los primeros usos serán discutidos en un momento, pero el segundo requiere mayor explicación. Como cualquiera que haya visto una raíz de Mandrágora sabe, recuerda naturalmente a la forma de un ser humano, o puede ser fácilmente hecha o forzada para tomar dicha forma, de ahí sus muchos nombres folclóricos que la asocian con la humanidad. 

La Mandrágora es protectora en casi cualquier capacidad de uso o contacto. Partes de sus hojas, o virutas de sus raíces quemadas en incienso, evitan que los espíritus malignos permanezcan en un lugar. La mera presencia de la potente raíz prohíbe a los espíritus malignos entrar a un hogar. El agua calentada en la que la raíz haya sido bañada se convierte en una poderosa agua “exorcizante”. Las camas que hayan sido cargadas por las raíces de Mandrágora colgadas sobre ellas, serán lugares libres de sueños con pesadillas para sus ocupantes. Se dice desde hace largo tiempo que la esencia de la Mandrágora vuelve calientes, viriles y fértiles a los hombres y mujeres, aunque se debería hacer notar que la Mandrágora es extremadamente venenosa si se toma por vía interna, y debería ser manipulada con cuidado.

Antes de que tratemos la manera de dar forma y animar al Maniquí, debemos tratar el método apropiado de recolectar la Mandrágora. Algunos escritores del pasado decían que la Mandrágora puede matar a una persona que la arranca con su chillido mortal. Algunos han sugerido que se traiga un perro para la recolección, y después de que la tierra haya sido removida y la parte alta de la raíz esté expuesta ligeramente, se ate una delgada cuerda o cordón a la planta y al perro. A medida que el dueño del perro se aleje, que el perro le siga y tire de la Mandrágora hasta sacarla. Otros creen que es prudente tapar los oídos con algo para no poder oír mientras se arranque la planta del suelo. Si bien es cierto que la Mandrágora chilla, el sonido que hace sale de la tierra, no puede golpearte para que caigas muerto, un “golpe mortal del Destino” puede caer sobre ti, a menos que la coseches respetuosa y apropiadamente (un proceso tratado anteriormente en este grimorio), y devuelvas un trocito de la raíz de la Mandrágora al suelo, para que vuelva a crecer.


Como planta Venusina/Saturnina, debe ser recolectada un viernes o sábado por la noche, y durante la luna creciente o llena si la vas a usar para propósitos románticos o protectores. Coséchala durante la luna menguante (nunca en luna nueva) si la vas a usar para arruinar o maldecir a amantes, o para algún oscuro propósito Saturnino. Debería envolverse en una tela limpia y ser llevada despacio a tu hogar. Si eres afortunado, las raíces ya deberían tener una forma más o menos antropomórfica.

Desde este punto, cómo trates la raíz dependerá de cuáles sean tus intenciones para ella. Si simplemente deseas un manojo de hierbas, como hojas y virutas de raíz, para la creación de filtros o inciensos, entonces solo cosecha lo que necesites, almacena el resto y úsalo con normalidad, como cualquier otra hierba fresca, aunque asegúrate de lavar bien la raíz.

Si deseas crear un Maniquí, un servidor vivo que pueda (entre otras cosas) actuar como guardián de tu hogar, necesitarás formar un Anillo Brujeril y colocar la raíz en tu Triángulo de Manifestación, la misma noche que la coseches. Tendrás que cantar la carga para la Mandrágora, pidiéndole que tome forma humana y venga a la vida como un Maniquí-servidor de tus necesidades, cualesquiera que puedan ser, todo en el nombre del Maestro. A medida que lo haces, dale a las raíces forma humana con un Artavus o cuchillo purificado. Esculpe bien los rasgos. Si eres hombre, tu maniquí debería ser femenino; si eres mujer, tu maniquí debería ser masculino.

Tan pronto como puedas, deberías tomar la raíz tallada y volver a plantarla en la tierra, pero nunca en el lugar del que originalmente la cogiste, debes llevarla a un lugar Venusino o Saturnino. El mejor lugar es la tradicional localización donde los hombres eran colgados, las Encrucijadas, que también son el principal lugar de poder Saturnino. Otro buen lugar es en un cementerio, en un lugar en el que no sea molestada durante un mes. Cualquier lugar en el suelo donde un hombre y una mujer hayan hecho el amor es otro sitio en el que puede ser plantada. A falta de todo esto, puedes plantarla en cualquier lugar que desees, en la medida en que esté fuera del camino y puedas ir y venir a la raíz replantada para regarla y atenderla durante un mes.


Cada tres días durante un mes lunar, o el tiempo que le lleva a la luna menguar y después recuperar la forma que tenía cuando extrajiste de la tierra la Mandrágora, ve al lugar donde la volviste a plantar y riégala. Este agua pura debería contener unas pequeñas salpicaduras de leche y un poco de tu sangre. Esto es importante porque la sangre enlazará al sirviente que crece en la tierra contigo, su futuro dueño.

Cuando sea el tiempo de volver a extraer a tu sirviente, ve y hazlo y envuélvelo de nuevo en una tela limpia y llévalo a casa. El maniquí debería haber adoptado una nueva forma basada en como lo tallaste.

Haz un Anillo Brujeril y lava al Maniquí en su interior, dentro de tu Triángulo de Manifestación. Lávalo con una infusión ya fría de hierbas que estén alineadas con los deberes que deseas imponerle - si pretendes que tu Maniquí habite en tu casa y te ayude a seducir a las personas que lleves allí, la infusión debería ser de hierbas Venusinas. Si pretendes que tu Maniquí sea por completo un protector del hogar, entonces la infusión debería ser de hierbas Jupiterinas y Saturninas, o incluso Jupiterinas y Solares, con una única hierba Saturnina en la mezcla. A medida que lo lavas, cárgalo con su propósito. Dile que eres su dueño y después dale un nombre; dile qué nombre le estás dando. Dile qué propósito deseas de él.

Después, pásalo a través del humo de incienso, creado con hierbas que estén alineadas con el propósito que tengas para él. Colócalo sobre su espalda en el Triángulo y repite la carga una y otra y otra vez, en el nombre del Maestro. Cierra tu Anillo Brujeril de la forma usual y coloca el Maniquí en tu ropa, o en el mejor lugar de honor obvio de tu casa. Ponlo donde nadie pueda tocarlo.


Lo último que debes hacer es secar el Maniquí. Al siguiente día, seca tu Maniquí en un horno, o pásalo a través del humo de un fuego en el que estés quemando hierbas apropiadas para su propósito todos los días durante varios meses, hasta que esté seco. Guárdalo siempre dispuesto en tu ropa o en un buen lugar en la casa, o en tu lugar de trabajo hechiceril, si está pensado para ser un protector/potenciador específico de dichas operaciones. Nunca dejes que el Maniquí sea manipulado por otros si puedes evitarlo.

Los Maniquíes duran tanto como las raíces, y ningún protector mágico de una casa podrá ser más fuerte. Deberías, de tiempo en tiempo (en luna llena) "alimentar" al Maniquí con un poco de tu sangre, o algo de leche y agua con las que salpicar ligeramente al Maniquí, y vuelve a darle la carga dada en su creación. La única forma de "finalizar" un Maniquí es quemarlo o enterrarlo - y si tienes que hacerlo o ya no tienes más necesidad de él, entiérralo dándole las gracias. Quemarlo sería un insulto. Si necesitaras destruir el Maniquí de un enemigo, por supuesto deberías quemarlo si tuvieras la oportunidad.



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



domingo, 5 de junio de 2016

La Magia de las Piedras

Versión de Robin Artisan
(Traducido por Manon)


Introducción

La Magia de la Tierra es la más completa expresión mística del Arte. A diferencia de otras formas de magia, que moran en un “misticismo de otro mundo”, la Magia de la Tierra es parte de nuestro instinto y ser. Se refiere directamente a nosotros como personas. En el Arte de la Magia Orientada a la Tierra, uno rápidamente aprende a apreciar, entender y enlazarse con los ciclos, fuerzas y poderes naturales que nos rodean. Uno se hace consciente de los Cuatro Elementos, el Fuego, el Aire, la Tierra y el Agua a un nivel más primordial. Fuego – relámpago. Aire – la fuerza invisible de la vida. Tierra – la que nos da vida y merece nuestro amor, respeto y adoración. Agua – la fuerza vital que hace que todas las cosas crezcan.

El Equilibrio del Sol – luz y la Luna – oscuridad que se convierte en Sol. El Sol es la luz del día, el momento para crear y ver la Tierra en su abundancia de vida, animales, plantas, árboles y flores. Este es la calidez y confort de esa división en el ciclo de 24 horas en la que todo está vivo. La Luna es la luz de la noche, el momento de descansar durante la oscuridad para renovar fuerzas, el tiempo de quietud en el que la vida como la conocemos descansa, y la vida de las fuerzas invisibles es dada a luz. Este es un tiempo para contemplar.

Ambos, los Cuatro Elementos y el Equilibrio no son conceptos simplemente filosóficos para explicar las fuerzas invisibles. En el reino de la Magia de la Tierra, son las fuerzas, pero no invisibles. Son vistos a través de los ojos de aquellos que son conscientes de la Tierra y la entienden, y saben cómo y por qué los ciclos naturales de la Tierra se aplican a la gran magia. La Tierra es un gran libro de magia, misticismo y misterio. Solo cuando es abierto y estudiado puede la Magia Natural ser aplicada y usada para beneficiar a la humanidad. Tendrás gran éxito si trabajas con los ciclos de la Tierra en lugar de contra ellos. Es aquí que desarrollarás una corriente mágica con la Tierra que ayudará en gran medida al desarrollo de tus poderes psíquicos y mágicos.

A lo largo de miles de años, las personas han cartografiado los ciclos de la Tierra y los han interpretado. La Tierra y sus ciclos han sido evaluados, estudiados y examinados para llegar a un patrón de eventos que es la vida, guía y consejero de todas las personas.

Trabajar con la Luna es una parte importante de la Magia Natural, ya que la Luna afecta a mucho de lo que sucede sobre la Tierra. Uno puede predecir las mareas y el clima por la Luna y saber cuándo plantar, pescar, cortarse el pelo, etc.

La Luna tiene su mayor efecto sobre los océanos, arroyos y lagos cuando está llena. Este es su pico de energía más alto. Es el mejor momento para que las personas trabajen con la magia, especialmente el tipo natural de Magia de la Tierra. Es un tiempo de conclusión, plenitud de poder y elevación de la creatividad. Un trabajo de este tipo se debería hacer en las noches de Luna llena. Conforme la Luna mengua, disminuye tanto en tamaño como influencia. El trabajo correspondiente a esta fase debería estar relacionado con la eliminación de malas energías y fuerzas. Durante la fase oscura de la Luna, cuando el cielo nocturno es negro y la Luna no es visible, no se debería realizar ningún trabajo. Es un desapacible momento negativo en el que no hay elemento Lunar natural con el que trabajar. Si se tuviera que realizar cualquier trabajo mágico en este momento, sería caótico. Hay una escuela de pensamiento para la que el único trabajo conveniente en este tiempo, es la maldición y los hechizos para destruir a los enemigos y crear infortunio. La Luna Nueva es un tiempo vacío y nulo en el que solo existe energía vacía y nula.

Por ello, puedes ver que no era una cosa extraña como la persona común creía, que los brujos de la Antigua Tradición se reunieran en diferentes momentos de la Luna. Más bien, era para trabajar de forma exitosa en su Arte con los ciclos naturales de la Tierra y la Luna.

Las Estaciones también son parte del ciclo natural de la Tierra. Son un regalo para las gentes de la Tierra como guía a la vida y lo vivo. Cuando la Primavera llega, nacen nuevos animales y la Tierra despierta de su largo y frío sueño. De las plantas y flores retoñan verdes brotes y hojas que luchan hacia arriba desde la ahora cálida Tierra para saludar al Sol. El suelo se remueve y se prepara para la plantación. Este es el verdadero Año Nuevo. Es el momento de despertar y renovarse. Es tiempo para que las personas planeen nuevos proyectos, para empezar el ciclo de la vida activa y el inicio de lo nuevo.

Durante el Verano, cuando las hojas están repletas y las flores y plantas han crecido, es el momento de la vida. Si seguiste el libro de la Tierra y vives por él, ahora es el momento para actualizar los proyectos y ver los planes que has hecho florecer.

La Magia de la Tierra se relaja con el Otoño. Este es un tiempo para la finalización y la preparación. A los animales les crece las capas más gruesas, las ardillas atesoran nueces y la cosecha es recogida. Es un momento para finalizar los proyectos y cosechar los beneficios de tus labores. Es tiempo para la reflexión.

Pronto, cuando la nieve del Invierno llegue y los lobos empiecen a aullar, las plantas se marchitarán, los árboles mudarán sus hojas y los ratones del prado se acurrucarán en sus redes de hierba bajo la nieve abrigados, cálidos y seguros. Este es el tiempo en el que los planes que hiciste en Primavera, crecieron en Verano, cosechaste en Otoño, deben mantenerte durante el Invierno. Es ahora un tiempo para el descanso y la contemplación.

Las fases de la Luna y las Estaciones se corresponden las unas con las otras; Luna Creciente – Primavera, Luna Llena – Verano, Luna Menguante – Otoño y Luna Nueva – Invierno.

Así como los ciclos naturales de la Tierra nos afectan directamente, tanto mística como físicamente, nosotros también tenemos la Magia de la Tierra en sí misma. La Magia de la Tierra es plena en contenido, pero intuitiva en descubrimiento y aplicación.

Herramientas y Magia de la Tierra

El Mazo de Roble por ejemplo es cortado en ciertos momentos de la Luna para propósitos específicos. ¿Por qué Roble? Simplemente porque representa la fuerza, la consistencia y la fiabilidad. Todas estas cosas deben ser consideradas, porque protege al practicante del Arte de los espíritus del bosque que pueden invadir los Anillos Brujerilles o círculos durante los trabajos de los hechizos y encantamientos. Esto obviamente podría causar un caos en el trabajo.

Cada árbol posee ciertas propiedades que son mágicas. El Roble fuerza. El Pino dignidad. El Tejo fuerza inflexible. El Sauce entendimiento.

Estas propiedades mágicas son inherentes a la misma madera. Como todas ellas son diferentes, la magia es obvia.

No es suficiente con usar la madera de forma simbólica. En la Magia Natural de la Tierra, uno debe cumplir con el orden natural de la Tierra. Con ello, quiero decir que no se reduce meramente a "robar" una rama del árbol. Primero debes tocar el árbol, comunicarte con su espíritu y transmitirle el deseo y propósito por el que necesitas su rama. Hazlo con tus pensamientos y toca y escucha esperando su permiso.

Si no recibes permiso, no te ofendas. Simplemente ve a otro árbol y repite el proceso.

El hierro también es altamente mágico. Empieza como mineral en la Tierra. Es fundido con fuego, necesita arcilla para convertirse en acero y después de que el acero es trabajado debe ser templado en salmuera, agua salada, con lo que se endurecerá para el uso. Como puedes ver, la cuchilla mágica nace de la Tierra, la arcilla y observando el equilibrio, es devuelta a la Tierra. Es trabajada a través del Fuego, el Aire, la Tierra y el Agua y purificada con Sal. Es, por encima de todo, una Creación Mágica. El mineral también debe ser solicitado. Porque en la Magia Natural de la Tierra, uno debe considerar la encarnación de la materia prima. ¿Desea reencarnar en una creación mágica del hombre?

La Magia de la Tierra va más allá del estado absoluto de la magia y entra en el intuitivo estado instintivo. En este caso, uno podría sentarse en la orilla del océano mientras la marea sube y alinear los pensamientos de buena fortuna con las olas que vienen hacia ellos. Podrías obtener un palo, en la manera prescrita e inscribir Runas de riqueza y buena fortuna sobre él, y lanzarlo al Agua solo para que retorne y hacerlo de nuevo. En el mismo escenario uno podría enviar un palo de aflicción cuando la marea baje.

Uno podría plantar un árbol especial para representar una buena vida y todo lo que supone, y meditar alineándose con él conforme crece. O uno podría enterrar profundamente una bolsa de aflicciones (una bolsa conteniendo tiras de papel con aspectos negativos de tu vida escritos en ellas) con manzanas caídas para que se pudran. Así como la bolsa de aflicciones se pudre, lo hacen las aflicciones.

En esencia, el Arte de la Magia Natural de la Tierra tiene una ley. Así como todo crece, tus deseos también pueden crecer. Así como todo mengua o muere, tus problemas también pueden menguar y morir.

La Magia de las Piedras

El más antiguo estilo de Magia Natural es la Magia de las Piedras. A lo largo de toda la antigua historia de Inglaterra, la piedra noble ha sido cortada, grabada y erigida para influir, dirigir, llamar, sostener y crear la red mística de influencia mágica de los antiguos pueblos. La Magia de las Piedras es quizá la más antigua forma simple de magia alguna vez practicada.

Los misterios y uso mágico de las piedras abarcan desde los Círculos de Piedras en Inglaterra, a los más pequeños Menhires grabados con el estilo de diseño celta, y las Piedras Runas.

La Piedra está en la abundancia terrenal. Es un medio que es parte de la Tierra misma, que puede ser formada, cortada y grabada por el diseño de la cuchilla, y dura para siempre. Fue por la permanencia, la orientación de la Tierra y la energía de la piedra que fue elegida por los antiguos como un medio para su Arte mágico.

Esto, emparejado con el hecho de que se necesita mucha habilidad y herramientas especiales para tallar las piedras, juega una parte importante en los elementos místicos de la Magia de las Piedras.

Aquellos que podían tallar la piedra y dominaban este arte eran vistos como seres especiales. Esto se debía a su habilidad para enlazar la piedra con el acero y los Cuatro Elementos. Ellos poseían los Secretos de las Runas. La Magia de las Piedras, como la que este libro expone, representa una magia que no es muy diferente, no obstante, de la más mística magia de los talismanes y amuletos. Representa un completo, aunque simple, sistema de magia que se ha preservado en el tiempo como las piedras a las que representa.

Robin Artisan


Parte Uno

Las Herramientas para Tallar las Piedras

La creación de las herramientas para tallar las piedras es tanto o más un ritual, que preparar las piedras en sí. El ritual empieza cuando la fragua está preparada y finaliza cuando las herramientas para tallar las piedras están terminadas. Puede parecer difícil al principio, pero en la medida en que te familiarices con el proceso, descubrirás que tiene una progresión relativamente simple y lógica.

Todos los amuletos de piedra descritos en este libro pueden ser “no procesados”. Esto significa que no necesitan ser formados y pulidos. Deberían ser redondeados, y el tamaño de cinco a diez centímetros de diámetro y de dos centímetros y medio a cinco de grosor. Las piedras usadas para hacer los amuletos deberían ser de una dureza media, aunque lo suficientemente blandas como para no desafilar las herramientas. Puedes comprobarlo cuando busques las piedras rayándolas con el Rakk. La elección adecuada de piedras dependerá de si se puede hacer un claro y definido arañazo en su superficie.

Hay tres herramientas principales para tallar los diseños en la piedra. Son el Rakk – un punzón. El Teele – que hace un corte en “v”. El Mull – un cincel de ángulo pronunciado que se usa para ensanchar y decantar los cortes hechos por el Teele.

El Ritual Tradicional

Las herramientas que necesitarás son un martillo de unos dos kilos y medio, unas pinzas, una pieza plana de hierro de dos centímetros y medio de espesor para servir de yunque, una lima gruesa, media y fina, un tornillo de banco, una sierra para metales y acero para hacer las herramientas. Por último, necesitarás una piedra para pulirlas. Estas herramientas son bendecidas en el nombre del Hombre Verde, Dios del bosque.

NOTA: Sobre las bendiciones, se asume en la obra original que el trabajador de este Arte usaba su propia intuición para hacer las bendiciones que se dicen sobre las piedras, herramientas, fragua, etc. Esta debería tomar la forma de un direccionamiento hacia el Hombre Verde con tus intenciones y entendimiento instintivo del trabajo.

Se recomienda que lances las Runas y preguntes sobre tu éxito en esta empresa. Hazlo cuando hayas montado la fragua y estés rodeado con tus herramientas. Esta lectura se refiere a tu habilidad para hacer las herramientas y si serán mágicas o no cuando estén terminadas. Ya que la Magia de las Piedras tiene afinidad con la Magia de las Runas, será probablemente mejor usar la Adivinación con Runas.

Lleva tus herramientas a tu lugar secreto en el bosque y medita sobre el trabajo. Pide al bosque permiso para empezar el trabajo y bendiciones sobre el mismo. El mejor momento para esto es a finales de Primavera en una noche de Luna Llena. No solo por las razones obviamente místicas de la Estación, la Luna o la Magia Natural de la Tierra, sino también por razones prácticas. Una fragua no enciende bien en una fría noche y necesitas oscuridad para ver el color del acero antes de templarlo. La Luna Llena da la necesaria luz natural con la que trabajar.

Enciende el fuego de la fragua y bendícelos a ambos, así como al trabajo entre manos. Desde el momento en que entres al área de trabajo del bosque, deberías concentrarte en el propósito de tu trabajo. Enciende lentamente tu Fuego con ramitas recogidas del suelo, con el permiso del bosque. Cuando estén encendidas, coloca un poco de carbón en el fuego y avéntalo a través del surco con un gran trozo de corteza. Mientras esperas a que los carbones se enciendan al rojo, deberías cortar tu acero con la forma aproximada. Cuando haya una buena capa de carbones al rojo, coloca las tres toscas herramientas cortadas en los carbones usando tus pinzas.

Conforme el Fuego se avive, notarás que el acero cambia de color. Cuando alcance un color rojo cereza, coge una con tus pinzas. Ponla en el yunque y martilléala dándole la forma deseada. Cuando estés satisfecho con la forma, di una invocación a la Tierra para que acepte tu trabajo y hunde la pieza, todavía caliente, en el suelo. Repite este proceso con las otras dos herramientas de tallar. Si mientras las martilleas se enfrían, simplemente introdúcelas de nuevo en el Fuego.

Hasta aquí tus herramientas de tallar han entrado en contacto con los Elementos Fuego y Tierra. Ahora están preparadas para su conformación final. Usa tus limas y tornillo de banco para este proceso. La lima gruesa es para dar forma tosca. La lima media y fina son para afinar el trabajo. Asegúrate de que los filos de corte estén brillantemente pulidos. Mientras tanto deberías atender a la fragua y asegurarte de que los carbones se mantienen brillantes.

Cuando las tres herramientas estén pulidas, deben ser cuidadosamente depositadas sobre los carbones al rojo. Esta vez verás un definido y más pronunciado cambio de color. Cuando las herramientas alcancen el rojo cereza de nuevo, debes sacarlas, una a una, y sumergirlas en la salmuera, que debe haber sido bendecida previamente. Recuerda sumergir la herramienta primero por el borde cortante. Hazlo con las tres herramientas de tallar.

Ahora será momento de pulir los bordes cortantes de nuevo. Esto las hará brillar con lo que podrás ver el color cuando las temples, y al pulir las herramientas eliminarás las rebabas. Colócalas una vez más sobre los carbones cuando estén pulidas. Espera a que se vuelvan de color pajizo. Cuando alcancen ese color, repite el proceso de temple una vez más. Ahora ya se les puede dar un pulido final y son bendecidas como las herramientas en las que se ha convertido.

Da las gracias a la fragua y témplala con la salmuera. Asegúrate de que el fuego se haya apagado y entierra la fragua con un poco de Tierra. Entierra las limaduras de tu trabajo y da las gracias al suelo del bosque por permitirte trabajar en esta noche.

Tus herramientas de tallar han sido introducidas en Fuego – calentadas en la fragua, en el Aire – trabajando, en la Tierra – hundiéndolas en la tierra, en el Agua – al templarlas, en la Sal – purificándolas, y en el Equilibrio – Fuego y Agua. Ahora son puras, hechas con tus manos para tu trabajo con la ayuda y entendimiento de los Cuatro Elementos, el Equilibrio y el Bosque.

NOTA: Hay personas que practican el Arte y no viven en un entorno que les permita instalar una fragua. También hay personas en el Arte que tienen poco o ningún talento con sus manos, o para trabajar el acero. Y por supuesto están aquellos que pueden y desean elaborar este ritual y usar su propia intuición junto con las instrucciones tradicionales.

Si estuvieras en una situación en la que el ritual de conformación de las herramientas de tallar está más allá de tus habilidades, o no tienes un área arbolada en la que erigir una fragua, hay una solución.

Puedes ir a cualquier tienda de piedras bien surtida y comprar dos herramientas de grabar Dixon con mago. Las herramientas adecuadas para el Teele son la #3, y para el Mull la #40. El Rakk puede hacerse con un punzón con la punta de corte doblada en un ángulo más pronunciado. Deberías ser capaz de adaptar un ritual adecuado para iniciar y purificar tus herramientas, basado en el Ritual Tradicional. Conocemos a muchas personas que practican este Arte de la Magia de las Piedras usando herramientas de grabado y punzones rehechos. Afirman que han logrado resultados satisfactorios.



Parte Dos

Tallando las Piedras

Cada piedra que recojas del bosque muestra su deseo de evolucionar a una vibración de existencia superior. Esta encarnación toma lugar cuando tallas la piedra con sus caracteres. En la Magia Natural de las Piedras se cree que la materia de la Tierra, sea plantas, árboles, animales, piedras, etc., está viva y contiene un espíritu consciente. Depende de ti, el practicante de este Arte, percibir este espíritu de vida. La percepción de este tipo es proporcional a tu consciencia del aspecto mágico y místico de la Tierra.

Deberías tener tinta y pluma bendecidos, para dibujar el signo y Runas sobre la piedra. Cuando el signo de la piedra y las Runas se hayan pintado sobre la piedra deberías repasarlos cuidadosamente con el Rakk, inscribiendo las líneas sobre la piedra. Repasa tu signo y Runas hasta que estén profundamente marcados para aceptar un corte en forma de “v” con el Teele. Si deseas acentuar cualquier parte del signo o Runas usa el Mull. Estos cortes se hacen presionando las herramientas como lo harías con un buril de grabar.

El signo del espíritu de la piedra es tallado en la cara frontal. En el reverso se talla tu Nombre Mágico en Runas y/o tu signo simbólico. Puedes tallar tu signo sobre el reveso de las Piedras Rabb, o las Piedras del Altar, junto con sus inscripciones.

Para bendecir las piedras debes exponerlas al Fuego, Aire, Tierra y Agua, de forma ritual. Para hacerlo ve a tu lugar secreto para la práctica mágica. Sostén la piedra y medita sobre su propósito. Cuando sientas su energía, coge la piedra en una mano y la herramienta de trabajo que representa al fuego, el cuchillo, en la otra. Golpea la piedra contra la hoja del cuchillo. Ahora pasa la piedra a través de la llama de tu vela. Ahora golpea la piedra contra la herramienta de trabajo que representa al aire, el bastón o vara del bosque. Ahora sostén la piedra en tu boca y respira sobre ella mientras te concentras en su propósito. El tercer elemento es el agua, representada por el cuerno para beber. Ahora coloca la piedra dentro del cuerno cubriéndolo con agua. Después de esto deberías beber un poco del Agua y verter otro poco sobre la Tierra. Ahora la piedra debe ser bendecida por la Tierra. Para hacerlo, arrodíllate y sostén la piedra a unos sesenta centímetros del suelo. Medita sobre la Tierra y el propósito de tu piedra. Cuando te hayas vuelto consciente de su energía, golpea la piedra contra el suelo. Ahora entiérrala mientras cierras el ritual. Puedes desenterrar tu piedra después del ritual, o dejarla enterrada hasta la próxima Luna llena.

Puedes usar este simple ritual para bendecir una o varias piedras a la vez. Lo común es guardar cada piedra en su propia bolsa. Las bolsas son del tamaño adecuado para cada piedra y tienen cordones para cerrarse. Son de cuero o lino y tienen el signo de la piedra pintado o bordado sobre ellas.

Parte Tres

Cómo Usar las Piedras

Las Piedras Amuleto pueden ser usadas de varias formas. En un escenario ritual puedes Llamar a la esencia de las piedras golpeándolas contra las herramientas de trabajo, como en la bendición. Cada herramienta de trabajo tiene un significado Elemental y Mágico. Deberías Llamar a los Cuatro Elementos en sus respectivas direcciones y después dirigir una invocación a la piedra y apropiada herramienta de trabajo para liberar o Llamar a la esencia de la piedra para que haga su magia.



NOTA: Si usas diferentes herramientas de trabajo de las cuatro herramientas mencionadas, usa aquellas que representen a los Cuatro Elementos. Asimismo ten en cuenta las correspondencias elementales en las direcciones. Estas son las correspondencias del Antiguo Arte Tradicional. La mayoría de sistemas del arte actuales usan el sistema elemental de la Aurora Dorada para relacionar las direcciones con las correspondencias elementales. Recomendamos que uses las correspondencias tradicionales que son sugeridas para este sistema, ya que son puramente del Antiguo Arte Tradicional. Usar un sistema de correspondencias basado en la Magia Ceremonial iría en detrimento de la finalidad de la Magia Natural de la Tierra.


El Ritual Básico

Abre el ritual lanzando un Anillo o círculo con la espada. Todo trabajo se hace mirando al Norte. Cara al Norte, arrodíllate y medita sobre el propósito y esencia de la Piedra Amuleto con la que estás trabajando. Coge el cuerno para beber, que estará al Norte, y permanece de pie. Golpea la piedra contra el cuerno, después coloca la piedra en el cuerno para que esté cubierta con agua.

Ahora ve al punto Este y coge la espada. Golpea la piedra contra la espada y haz el llamado al Este.

Ahora ve al punto Sur y coge el cuchillo. Golpea la piedra contra su hoja y haz el llamado al Sur.

Finalmente, ve al Oeste y coge el bastón o vara del bosque y golpea la piedra contra él. Haz el mismo llamado al Oeste.

Regresa al Norte y medita sobre el trabajo mágico de la piedra.

NOTA: tus Llamados te pertenecen directamente a ti, por lo que son personales para tu trabajo e individualidad. Deberías pronunciarlos silenciosamente para ti. Si este trabajo se realiza entre varias personas, se harán turnos para ir a los puntos cardinales o irán todos juntos.

Ahora haz un llamado directo a la esencia de la piedra. Esto se hace colocando la piedra sobre el suelo con el signo para arriba. Pon tu mano izquierda sobre ella y concéntrate en el propósito de la piedra. Di tu Llamado o invocación a la piedra y palmea la mano derecha contra la izquierda, todavía colocada sobre la piedra, tres veces. Esto llamará a la esencia o poder de la piedra tal y como percibes a los poderes.

Puedes usar la segunda tabla si deseas que el trabajo de la piedra sea específico. Ahí encontrarás la correspondiente herramienta para el Llamado, esto es, "para saber algo" se correspondería con la vara. Aquí, cogerías la vara, dirías tu carga y golpearías la piedra contra la vara. Si la piedra amuleto a la que fueras a Llamar es la "piedra del amor", usada para atraer el amor, estarías indicando, al seleccionar la vara, que tenías una pregunta específica que necesita respuesta. En este caso es saber algo concerniente a la atracción de amor hacia ti, o sobre tu elección de a quién deseas atraer.

También puedes usar una combinación de dos piedras. Por ejemplo, si eres una mujer, podrías usar la "piedra del amor" y la "piedra del hombre" para atraer el amor de un hombre específico. Sostendrías una piedra en cada mano y las golpearías la una contra la otra (Ver Parte Cinco – Un Llamado a las Piedras).

La combinación de usos, rituales y hechizos en este sistema es vasta. Solo estás limitado por tu imaginación, intuición e instinto, además de unas pocas normas de simbolismo y ritual.

NOTA: La carga o Llamado es un verso que ata al practicante, a la piedra y a la Tierra – como un solo elemento. El Llamado es individual para cada persona. Debería contener elementos de tu vínculo entre la piedra y la Tierra.

Por ejemplo – "Yo te Llamo, espíritu de la piedra de _________, ya que como tú que eres de la Tierra, yo soy de la Tierra. Porque tal y como te tallé y te di vida, así soy parte de ti y tú de mí. Te Llamo en el nombre del Hombre Verde, Señor de la Tierra, para que me concedas esa esencia que te di, así como te envío en busca de __________.

Parte Cuatro

Uso Personal de las Piedras

La explicación anterior sobre el uso de las piedras es un formato básico. Ilustra el simbolismo de los elementos y las herramientas básicas del Arte. Este método probablemente era usado solo para el trabajo en grupo.

Las piedras son para un uso tanto simple y práctico, como para ser usadas en un Arte altamente mágico. Su simplicidad yace en el hecho de que cada piedra es un tipo de amuleto o talismán, tallado para un propósito específico.

Hay varias formas de Llamar a la esencia mágica de las piedras. Cada método utiliza un simbolismo que sincroniza la energía de la piedra y las metas del practicante. Básicamente, una Piedra Amuleto Mágica se usa para Llamar a una fuerza. Cada piedra está dotada con una energía específica. Cuando esta energía es llamada por el practicante, provoca una vibración simpatética entre la piedra y la fuerza colectiva. Esta atrae la fuerza de la energía colectiva hacia el practicante. El practicante entonces dirige la fuerza para atraer el resultado deseado usando simplemente la piedra y haciendo un Llamado.

El Altar

Deberías tener una piedra plana como Altar sobre el que trabajar. El Altar generalmente está hecho con piedra de pizarra, ya que se le puede dar forma y tamaño fácilmente según tus necesidades. La pizarra también es fácil de trabajar, por lo que puedes tallar en ella Runas sin ninguna dificultad. Estas Runas tendrían la forma de un verso, lema o nombre protector.

El Altar es tu base de poder a partir de la que haces tu trabajo mágico. Es guardado en tu lugar secreto, privado y personal de trabajo. El Altar es tanto mágico en energía como cumple funciones de calendario, para recordarte los momentos en los que trabajar la magia y la energía de las fases de la Luna.

La Piedra del Hombre Verde

La piedra más importante es la Piedra del Hombre Verde. El Hombre Verde es el Señor del Bosque y la armonía de la naturaleza. Es el Dios del Bosque, al que se llama en tu trabajo. Protege y guía a todos los que trabajan la magia de sus bosques.

En el lado frontal de la piedra está el signo del Hombre Verde, que está siempre mirando de frente. Esta piedra siempre la llevarás contigo. En el reverso de la piedra está la siguiente inscripción:

Soy el Señor del Bosque,
Tú eres mío, juntos somos el Bosque cuya Magia es nuestra.

Inscripción Rúnica:



Las Piedras del Altar

Las Piedras Rabb


La Piedra del Sol

La Piedra del Sol tiene que guardarse sobre el Altar desde el amanecer hasta la puesta de sol. Protege contra las fuerzas dañinas que puedan estar presentes durante el día. En el lado frontal de la piedra está el signo de la Piedra del Sol. En el reverso está la siguiente inscripción:

Doy vida, protejo la vida.

Inscripción Rúnica:



Piedra de la Luna

La Piedra de la Luna tiene que guardarse sobre el Altar desde la puesta de sol hasta el amanecer. Protege contra las fuerzas dañinas que merodean por la noche. Hay cuatro piedras para las fases de la Luna.

Luna Llena

Sobre la cara frontal de la piedra está el signo de la Luna Llena. Sobre el reverso está la siguiente inscripción:

Mi poder es tu poder.

Inscripción Rúnica:



Luna Menguante

En el lado frontal de la piedra está el signo de la Luna Menguante. En el reverso está la siguiente inscripción:

En la medida en que me hago pequeña,
también lo hace la oposición.
Inscripción Rúnica:



Luna Nueva

En el lado frontal está el signo de la Luna Nueva. En el reverso está la siguiente inscripción:

Ahora soy oscura, como lo es mi poder.

Inscripción Rúnica:



Luna Creciente

En el lado frontal está el signo de la Luna Creciente. En el reverso está la siguiente inscripción:

En la medida en que crezco,
también lo hace mi poder.

Inscripción Rúnica:




La Piedra de la Luna apropiada es guardada en el Altar durante su fase.

Piedras de las Estaciones


La Piedra de la Primavera

La Piedra de la Primavera se colocará sobre el Altar en el amanecer del 21 de marzo, y permanecerá allí hasta el amanecer del 21 de junio. La Piedra de la Primavera representa el nacimiento, el renacimiento, la fertilidad y la planificación. Te protege en estos empeños. En el lado frontal está el signo de la Piedra de la Primavera. En el reverso está tallada la siguiente inscripción:

Todo lo nuevo, es dado a luz una vez más.

Inscripción Rúnica:



La Piedra del Verano

La Piedra del Verano se colocará sobre el Altar en el amanecer del 21 de junio y permanecerá allí hasta el amanecer del 21 de septiembre. La Piedra del Verano representa a la vida, el crecimiento y la renovación. En el lado frontal está tallado el signo de la Piedra del Verano. En el reverso está la siguiente inscripción:


Ahora todo crece.

Inscripción Rúnica:



La Piedra del Otoño

La Piedra del Otoño se colocará sobre el Altar en el amanecer del 21 de septiembre y permanecerá allí hasta el amanecer del 21 de diciembre. La Piedra del Otoño representa la terminación, los planes cumplidos y la armonía. En el lado frontal está el signo de la Piedra del Otoño. En el reverso está la siguiente inscripción:

Ahora todo está completo.

Inscripción Rúnica:



La Piedra del Invierno

La Piedra del invierno se colocará sobre el Altar en el amanecer del 21 de diciembre y permanecerá allí hasta el amanecer del 21 de marzo. La Piedra del Invierno representa el dormir, la renovación de la fuerza a través del descanso y la muerte del año viejo. En el lado frontal está el signo de la Piedra del Invierno. En el reverso está la siguiente inscripción:

Todo ahora duerme.

Inscripción Rúnica:



NOTA: Las inscripciones Rúnicas han sido traducidas del texto original a inglés moderno. Las Runas se relacionan con la traducción al inglés moderno.

El autor consideró que para presentar esta obra como un manual práctico, debería ser tan fácilmente entendible como fuera posible. Muchas personas prefieren no trabajar en la lengua original, debido al hecho de que no pueden entender completamente lo que están escribiendo o diciendo. Al usar las traducciones, uno es capaz de absorber la corriente de las Piedras porque se siente cómodo con el lenguaje. Como también sabe lo que está tallando, el practicante se sentirá más cómodo con el trabajo sabiendo que entiende completamente lo que está haciendo.

NOTA: Para esta traducción, las inscripciones rúnicas se han hecho en base a la traducción al español, siguiendo el mismo criterio del autor cuando lo hizo en su traducción al inglés moderno (Nota del Traductor).



Parte Cinco

El Llamado Personal a las Piedras

El método común de uso de las piedras es más personal que el método en grupo. Aunque el uso en grupo puede ser incorporado aquí. Tan importante como la Piedra del Hombre Verde es la Piedra Khael. Esta piedra hace referencia a ti, el practicante. La Piedra Khael de cada persona es diferente. Sobre el lado frontal talla tu Signo Mágico personal. Este signo es tu firma mágica personal, la esencia de tu yo mágico en forma simbólica. En el lado reverso es costumbre inscribir tu Nombre o Lema Mágico, si tienes uno, en Runas.

Antes de que Llames a cualquiera de las piedras en este sistema del Arte, es usual para ti empezar por Llamar a tu Esencia Mágica. A esto se le llama un Llamado a la Tierra.

La Piedra Khael es colocada sobre el suelo cara hacia arriba. Arrodíllate ante ella y cúbrela con tu mano izquierda. Respira profundamente unas pocas veces y centra tus pensamientos en tu esencia mágica y los fines de tu trabajo. Cuando sientas tu fuerza alcanzar su pico, libérala palmeando tu mano izquierda con tu mano derecha tres veces. Hazlo con fuerza.

Simbólicamente, estás centrándote y transmitiendo tu resonancia, tus vibraciones, a la Piedra Khael donde son reunidas y atadas a la Tierra. Esto asegura que el lugar en el que estés trabajando esté en armonía solo con tu resonancia y ninguna otra vibración o fuerza pueda entrar en él mientras estés trabajando. Esto asegurará el éxito de tu Trabajo Mágico.

Generalmente la Piedra Khael se lleva encima. Así, si en cualquier momento sientes un bajo reflujo de energía, este simple ritual restaurará tu nivel de energía. Esto es muy importante porque nunca sabes cuándo puedes encontrarte sujeto a fuerzas caóticas. Este ritual las dispersará.

Cualquiera de las piedras limpiará el área a tu alrededor y afectará a sus respectivos propósitos.

Un Llamado a las Piedras

Las piedras del tipo mencionado en esta obra son principalmente usadas para Llamar a una fuerza, persona, idea, protección, etc. Lo cual se realiza haciendo el antes mencionado primer ritual. Después coges la Piedra Khael en tu mano derecha y tu Piedra del Asunto en tu mano izquierda. Mantenlas cerca la una de la otra, a unos cinco centímetros.

Gira la Piedra Khael frente a la otra piedra. Ahora gira la otra piedra. Sus lados frontales mirándose el uno al otro. Gíralas ambas, una alrededor de la otra, cara con cara. Ahora, aléjalas la una de la otra, y vuelve a acercarlas girándolas. Mientras lo haces, enfócate en el propósito de tu trabajo. Deberías empezar a sentir una fuerza entre las piedras. Esta fuerza es más ligera aunque similar a la fuerza que se siente cuando se sostienen dos imanes que se repelen el uno al otro. Cuando detectes esta fuerza y energía, estarás preparado para hacer un Llamado a las Piedras.

Concéntrate en la meta y propósito de tu trabajo mágico conforme las piedras se acercan-repelen, acercan-repelen. Hazlo más rápido y más rápido todavía, hasta que crees suficiente energía psíquica. Sabrás cuándo liberarla en base a tus sensaciones. En ese momento, junta las piedras dando tres golpes secos.

Con el Llamado a una fuerza, el trabajo será mucho más fácil ya que habrás abierto, o aclarado, un sendero al hacer sonar la vibración de las piedras. La resonancia psíquica que pongas es transferida por el sonido de las piedras al ser golpeadas. La fuerza a la que estás llamando viajará a través de este sendero de vibración directa a ti. En otras palabras, atraes la energía y fuerza que deseas.

Parte del Trabajo con la Piedra es usada para enviar una fuerza. Esta depende de cómo dirijas tu resonancia psíquica y el propósito específico de la piedra. La esencia del espíritu de la piedra siempre trabajará dentro de su respectiva esfera de valor mágico. Cuanto más es usada, más poderosa se convierte.

Hay una tercera forma de usar las Piedras de la Tierra. En esencia son un tipo de talismán y como tal pueden ser usadas como talismanes. Usa el Llamado a la Tierra y después coloca la piedra sobre tu Altar, en tu habitación, junto a tu cama o bajo tu almohada o simplemente llevándola.

En toda la Magia de la Piedra que se enseña en esta obra y todas las muchas combinaciones de su uso, notarás un crecimiento de tu habilidad para hacer resonar tu pensamiento y poder psíquico cuanto más uses las piedras. Todas las personas son psíquicas hasta un cierto grado y en diferentes formas. Usando las Piedras de la Tierra en los métodos prescritos, entrenarás tu consciencia psíquica para resonar en la frecuencia correcta para los resultados deseados. Dependiendo de la elevación de tu actual habilidad psíquica para que tu pensamiento resuene, los resultados de tu trabajo serán proporcionales a tu habilidad. Este será tu punto base de inicio para el crecimiento. Descubrirás que eres mejor en algunos asuntos de trabajo mágico que en otros. Practica y pronto serás capaz de sentir el vínculo de resonancia entre tú y tus piedras conforme progreses.

NOTA: La ventaja de este sistema, además de su simplicidad e integridad, es que tu habilidad psíquica es constantemente ejercitada y se vuelve gradualmente más fuerte con el uso constante. Es bastante fácil centrar tu energía psíquica, hacerla resonar y liberarla. Lo que realmente puede ocurrir es que lateralices los dos hemisferios cerebrales por la resonancia del pensamiento y el sonido de las piedras golpeando. Esta es una teoría de cómo las piedras funcionan para ti como herramientas mágicas.

Recuerda, como con cualquier ejercicio, te haces más fuerte y más en forma. En la medida en que practiques este sistema, estarás ejercitando tu habilidad psíquica para que resuene. Esta es la clave para el trabajo.

Parte Seis

Las Piedras de la Tierra

Aquí está la lista de las piedras usadas en esta obra. Cada una tiene sus propios caracteres tallados en el lado frontal. Puedes crear una inscripción para el reverso para personalizar tu trabajo. Estas piedras son básicamente Talismánicas, de Llamada, o Talismánicas-De Llamada.

1. La Piedra Calig

Esta piedra es usada para Llamar a una persona. En el lado frontal tallarás el símbolo o Runas de la persona. En el reverso tallarás una inscripción, en Runas, para representar a la persona que está siendo llamada, por ejemplo, para Llamar a una persona para que trabaje en un taller especializado en tapicería para coches, representarías al tipo de persona, habilidades, etc., a la que deseas contratar. En el reverso tallarías una inscripción que represente los requisitos de la persona en cuanto a talento, habilidad, amor al trabajo y quizá hasta el logo de tu taller. Si conoces a quien quieres como trabajador, simplemente talla la cara de la piedra con el nombre de la persona, y el reverso con sus talentos. De Llamada.

2. La Piedra Cabeza

(Oog, pronunciada au-g). Esta piedra se hace con la semejanza de una cabeza. Es un espíritu tótem que actúa como un espíritu familiar. La Oog es creada y mantiene una energía específica, particularmente de protección. Deberías concentrarte en cualquier cosa en la que desees que tu espíritu familiar se especialice mientras la creas. Cuando la Oog esté completa deberías hacer una Piedra Calig para representarla con el símbolo del espíritu sobre el lado frontal y su nombre e inscripción sobre el reverso. Puedes enviar al espíritu para encontrar información que te será transmitida de vuelta en estado de sueño, meditativo o consciente. Para enviarla, usa un Ritual de Llamado a la Tierra, después usa el segundo ritual y golpea la Oog con su propia Piedra Calig. Talismánica-De Llamada.

3. La Piedra del Sapo

Protege contra los hechizos y encantamientos que se hayan hecho contra ti. Talismánica.


4. La Piedra de la Bruja

Protege contra las pesadillas, los succubi e incubbi. Talismánica.


5. La Piedra de Mayo

Protege contra la esterilidad, atrae y protege la fertilidad. Talismánica-De Llamada.


6. La Piedra de la Mujer

Atrae mujeres a ti. De Llamada.


7. La Piedra del Hombre

Atrae hombres a ti. De Llamada.



8. La Piedra del Amor

Atrae amor. Talismánica-De Llamada.


9. La Piedra del Nudo

Protege contra los enemigos, especialmente de sus malos pensamientos y maldiciones. Talismánica.


10. La Piedra de la Quilla

Protege contra los espíritus dañinos. Talismánica.


11. La Piedra Terl

Ordena el silencio a los enemigos. Talismánica-De Llamada.


12. La Piedra de Amarre

Ata energía, cosas, etc. a ti. De Llamada.


13. La Piedra Lungis

Hace que un enemigo se vuelva loco. Talla su nombre sobre el reverso. De Llamada.



14. La Piedra de la Doncella

Para Llamar a una joven mujer psíquica. De Llamada.


15. La Piedra del Mancebo

Para Llamar a un joven hombre psíquico. De Llamada.



NOTA: estas dos piedras son usadas para atraer personas a ti que se beneficiarían del aprendizaje de este Arte mágico y que trabajarían contigo.

16. La Piedra del Anillo

Protege contra la pobreza. Talismánica-De Llamada


NOTA: Para ser completamente efectiva, esta piedra debe ser llamada al menos una vez durante cada fase de la Luna con respecto a tu situación, y de acuerdo a los poderes de la Luna, esto es, Luna Llena - para Llamar a la riqueza. Luna Menguante - dispersa el infortunio con dinero. Luna Oscura - la mala suerte con dinero es quemada. Luna Creciente - la buena suerte y la riqueza crecen. Haz un llamado al efecto de todo esto. De Llamada.

17. La Piedra Dun

Protege contra la depresión. Talismánica.


18. La Piedra Hede

Para hacer impotentes a los enemigos. Talismánica-De Llamada.


19. La Piedra Mard

Esta piedra es usada para guardar tus secretos. Es casi una Oog en propósito, salvo por su apariencia. Puede haber una Piedra Mard por cada secreto guardado. Talismánica-De Llamada.


20. La Piedra Leard

Usado para el aprendizaje de secretos. De Llamada.


21. La Piedra del Dormir

Provoca cansancio o sueño para vencer a la víctima. Usada en la manera del segundo ritual, golpeada contra la Piedra Clig de la víctima. Esta es buena para el insomnio y mientras se está enfermo, cuando dormir es importante pero algunas veces difícil. De Llamada.


22. La Piedra Fantasma

Usada para convocar a un espíritu. Esta piedra básicamente es una Piedra Calig para espíritus. También puede hacerse para representar a cada uno de los cuatro elementos y direcciones. De Llamada.


23. La Piedra del Sueño

Usada para Llamar a un sueño profético. Usa el método de golpear esta piedra contra tu Piedra Khael o la Piedra Calig de la víctima. De Llamada.


24. La Piedra de la Curación

Usada con el segundo método, golpeada contra la Piedra Calig del sujeto. Sobre el lado frontal está la Runa indicadora de la enfermedad. Sobre el reverso está una inscripción indicando una orden positiva para luchar contra la enfermedad, invitando a poderosas fuerzas curativas y el nombre de la persona, el sujeto a ser curado. Después del ritual, la Piedra de la Curación es enterrada, conectada a tierra, mientras el sujeto se recupera. Este ritual también puede ser usado para curar de malos hábitos o rasgos a alguien. Talismánica-De Llamada.


25. La Piedra de la Verdad

Usada para hacer que una persona revele su verdadero yo, intenciones y personalidad. Sobre el lado frontal está el símbolo de la verdad, sobre el reverso está el nombre de la persona en Runas con la inscripción "Revélate a Ti Mismo". Talismánica-De Llamada.


NOTA: Este sistema mágico básicamente es Primitivo y Terrenal. Su fuerza base viene de la habilidad del practicante para proyectar su resonancia psíquica a un sujeto dado en una específica dirección. También demanda una comprensión o vínculo con la Tierra, Luna y sus ciclos naturales y manifestaciones de energía. Puede haber tantas Piedras de la Tierra mágicas como puedas diseñar. Aquellas contenidas en la obra original de este libro son básicas y tradicionales. Al entender este trabajo crecerás con él. Conforme tus necesidades e imaginación crezcan, desarrollarás tu consciencia psíquica.



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace: