sábado, 2 de julio de 2016

Las Herramientas de la Astucia

Por Gemma Gary
(Traducido por Manon de Traditional Witchcraft)


Estar fuera en la tierra, escuchando... observando... deviniendo... no solo aporta acceso a las herramientas más útiles de todas, la sabiduría y fuerzas naturales de la serpiente, de las aguas y los vientos, sino también equipa al brujo con muchas herramientas físicas que son prácticas ayudas para el trabajo de la magia y las artes de la Astucia.



Muchas de las herramientas de trabajo de la gente sabia del pueblo son bastante diferentes de las inmaculadas, grandes y caras herramientas ceremoniales encontradas en los modernos cultos de la Wicca, con las que la mayoría de las personas están familiarizadas. Las herramientas del brujo tradicional a menudo se encontrarán mientras se pasea alrededor del cerco, o se topa con ellas mientras se recorre la tierra. Las herramientas de construcción más 'elaborada' serán hechas por la propia mano del brujo donde sea posible, y serán preferiblemente manufacturadas a partir de artículos naturales encontrados en el paisaje, resultando en implementos con una apariencia a menudo 'primitiva' o 'rústica' pero siempre adecuados para el propósito. Los materiales naturales no solo contienen el espíritu o sprowl(1) del paisaje en el que fueron encontrados, también pueden convertirse con más facilidad en un recipiente y conducto para las fuerzas mágicas empleadas y dirigidas, y el sprowl del trabajo del practicante. Tales herramientas se convierten en una extensión mágica del propio ser del practicante y son vistas como regalos directos de la tierra y los Antiguos. Otras son legadas o entregadas como regalos por otros practicantes y son muy apreciadas. Muchos brujos de esta persuasión se refieren a sus herramientas como sus 'amigos' y como a tales se les tiene mucho afecto.

Hay muchos implementos, materiales y substancias, usados en la creación de talismanes y trabajos de magia, y todos estos podrían argumentarse que son herramientas de la práctica, no obstante más abajo se explorarán solo los implementos de trabajo más prominentes que tienden a presentarse dentro del Arte Córnico, incluyendo las herramientas para el ritual:

Palos

Cierta cantidad de herramientas formadas a partir de un palo son usadas dentro del Arte Tradicional y la más importante, podría argumentarse, es la vara personal que casi toda la gente de la Astucia tiene. Es conocida en Cornualles como el gwelen, y a menudo se presenta con forma de horquilla en su parte superior para representar al Astado, las dualidades de la naturaleza y el poder que fluye desde las profundidades hacia las alturas. Es una herramienta de multipropósito muy útil, llevada por muchos practicantes dondequiera que van. En cierta manera, la vara es el equivalente en el Arte Tradicional del athame en la Wicca, aunque más en el nivel de la importancia dada a ella que en los métodos de uso. Es una compañera cuando se anda por la tierra, donde puede ser una útil herramienta para recolectar y almacenar el sprowl de la tierra, y un arma de mano ¡contra la atención no deseada! Como la verdadera vara del brujo, puede ser usada para dirigir la energía, desterrar influencias y espíritus no deseados y conjurar a los aliados. Se usa para marcar y conjurar el círculo de trabajo y puesta en el suelo forma el altar y un puente entre los mundos.  Situada dentro del centro del círculo, la vara del brujo conecta la tierra y el cielo, dando al brujo acceso a las virtudes de los mundos superior e inferior y a las de los cuatro caminos de la cruz. A las virtudes, poderes, espíritus e influencias de las direcciones cardinales específicas se accede cuando la vara está situada en ciertos puntos del borde del círculo. A algunos practicantes les gusta tener una cierta cantidad de bastones de ciertas maderas para diferentes usos, pero la mayoría tendrá una vara principal.



Las Virtudes de las Maderas para los Bastones de Trabajo:

Aliso: De virtud ardiente, el Aliso es la madera de Bran de ardiente y divina visión oracular. También ayuda en trabajos de magia y fuerza defensiva.

Fresno: El Fresno es de virtud aérea. Está fuertemente asociado en la tradición Córnica y del West Country con la curación y la magia regenerativa. Como Yggdrasil, el Fresno también ayuda en trabajos del espíritu, paso entre los mundos y atracción de las virtudes de los seis caminos. Por ello es a menudo la madera de elección para la vara principal del Pellar.

Abedul: También de virtud aérea y de la tierra, particularmente cuando es empleado como el cepillo de la tradicional escoba del Arte. El Abedul ofrece una madera que ayuda a la purificación, la iniciación del principio, nacimiento y fertilidad.

Endrino: El temido y formidable Endrino es de virtud ardiente. Asociado dentro del Arte Córnico con Bucca Dhu, es empleado para ayudar en trabajos de destrucción, magia defensiva, puesta de fuertes fronteras, magia del sapo y ritos de la luna nueva.

Saúco: De virtud acuática, el Saúco es de ayuda en trabajos de protección, para exorcizar enfermedades y conjuración de espíritus.

Tojo: El Ulex es de virtud ardiente, provee una madera que ayuda en trabajos de purificación, en la conjuración de buen tiempo y para el descubrimiento de información útil.

Espino: El Espino es de virtud ardiente y está asociado con los ritos de la Víspera de Mayo y de Bucca Gwidder. También ayuda en los tratos con el pueblo de los espíritus y en trabajos de fertilidad, pero no se emplea como una vara para andar porque puede invitar al infortunio en los viajes.

Avellano: De virtud ardiente, el Avellano tradicionalmente es de ayuda para las prácticas de la adivinación y la adquisición de sabiduría, inspiración y visiones.

Acebo: El oscuro Acebo es de virtud ardiente, es de ayuda para ritos y trabajos de muerte y renacimiento, de exorcismo, de magia defensiva, para la superación de malhechores, y para la potencia ardiente.

Roble: De virtud ardiente, el Roble es de ayuda para ritos y magia solar y para trabajos de fuerza, firmeza, sabiduría, poder y potencia. Para el viejo córnico el Roble es sagrado para Taraner the Thunderer (Taraner el Atronador).

Pino: De virtud tanto ardiente como aérea, de ayuda en trabajos de curación, prosperidad, exorcismo, protección, sabiduría, progreso y aumento de poder.

Serbal: El Serbal es de virtud ardiente y de ayuda en los ritos de Candlemas (Candelaria) y para trabajos de aceleración, conjuración de visiones, levantamiento de maldiciones y de la influencia de malos deseos sobre las personas y el ganado. Una vara de Serbal para andar aporta protección del mal mientras se viaja.

Sauce: De virtud acuática, el Sauce es de ayuda en ritos y trabajos de la luna, de curación emocional, amor, fertilidad e intuición.

Tejo: El reverenciado Tejo es de virtud acuática, es de ayuda en todos los ritos de los misterios de la muerte, sabiduría atávica, transformación, cambio y renovación.



Mientras que las diferentes maderas tienen sus propias virtudes mágicas asociadas, lo importante es que el practicante seleccione una vara que se las evoque. Ellas pueden tener formas de hacerse a sí mismas conocidas que van desde lo sutil a lo completamente dramático. He conocido gente que elige las ramas con las que ha tropezado, que se les ha enredado en el pelo, o enganchado a la ropa, o que ¡les ha golpeado literalmente en la cara! A menudo he usado madera 'muerta' o caída que todavía es fuerte. Esto para mí se siente 'completo', porque ha surgido de la tierra, vivido, muerto y caído de vuelta a la tierra una vez más. La madera verde o viva sin embargo, es seguramente más fuerte. Cuando se decide cosechar dicha madera, es una buena práctica permitir al árbol saber que pretendes tomar esta rama particular, atar un trozo de cuerda a su alrededor donde pretendas hacer el corte y dejarla ahí durante una semana o así, dejando que el árbol se acostumbre a la idea. No cojas más de lo que necesitas y nunca intentes romper la rama; usa una afilada sierra de poda para hacer un corte limpio. Es mejor cosechar madera verde en invierno ya que habrá menos savia, haciendo que la madera se agriete con menos probabilidad mientras se seque. El secado puede tomar alrdedor de un año para hacerlo de forma apropiada, y los extremos deberían sellarse sumergiéndolos en una olla de caliente cera fundida ya que de otro modo se agrietarán rápidamente. La madera muerta por supuesto no sufrirá mucho el agrietamiento y es más rápida de secar. Una práctica receta, dada por el Pellar Córnico JackDaw, podría reducir el tiempo de secado de los palos de 'madera verde' a tres meses: Mezcla 1 parte de aceite de oliva con 5 partes de trementina y frota el palo con la mezcla una vez a la semana.

Cuando vayas a terminar tu vara, es mejor recubrir la madera varias veces con aceite de linaza hervido. Esto saca a relucir la riqueza de la madera y se puede pulir a placer. Los esmaltes de cera de abeja también son buenos. Si se deja o no la corteza depende mucho del tipo de madera y del proceso de secado, en el que puede empezar a separarse de la madera con lo que tendría que ser pelada de todas formas, de lo contrario, puede que sea mejor dejarla.

La vara personal de un Pellar no tiende a ser demasiado dramática, ni de apariencia abiertamente oculta. Dicha vara tiende por el contrario a parecerse mucho más a cualquier otro bastón de horquilla o de paseo, aunque un ejemplo particularmente fino y atractivo, con el que su portador  no parecería fuera de lugar andando por el campo, o dentro de cualquier pub del país. Sin embargo, dentro de lo que le puede parecer a otros nada más que un diseño decorativo, varios signos brujeriles pertinentes pueden estar escondidos y ocultos a simple vista. Patrones grabados e inscritos conteniendo anillos, formas de 'X', zigzags y espirales, comunicarán al ojo del brujo los antiguos signos de unidad con todo, las virtudes de los cuatro caminos, los mundos superior e inferior, el 'caldero y el fuego', la unificación de la forma y la fuerza y las serpientes ascendente y descendente.


El 'Bastón Parlante' es una vara bifurcada usada por los Artesanos del West Country para obtener visiones a través de la fuerza serpentina. Puede ser la vara personal del brujo, o una especial de avellano por ejemplo, guardada solo para este propósito. El mejor momento de usarla es durante la luna llena, y en un lugar de poder conocido donde el 'pulso' serpentino sea fuerte. El brujo se arrodillará y apoyará el bastón en el suelo en ángulo, para que los extremos redondeados de la horquilla descansen suavemente contra los ojos cerrados. Se acometerá el Devenir(2), y después el brujo tanteará el flujo de la Serpiente Roja en la tierra, conducida a lo largo del bastón. El ritmo de este flujo finalmente traerá visiones de previsión y las respuestas a preguntas, tales como el paradero de algo que se ha perdido o ha sido robado.

Otra herramienta de palo para hacer descubrimientos es, por supuesto, la muy conocida varilla de adivinación en forma de Y, cortada también de avellano. La gente sabia la empleaba tradicionalmente cuando los granjeros y propietarios de tierras la llamaba para buscar agua, un servicio ampliamente ofrecido todavía a día de hoy. La varilla del adivino puede ser usada, por supuesto, para localizar otras cosas. Las dos horquillas de la varilla son sostenidas en las manos, con las palmas hacia arriba y tirando hacia afuera, aplicando así tensión a la varilla hasta que se asemeje al signo de Aries, con el punto inferior mirando hacia afuera, en dirección opuesta al cuerpo y todo a nivel con el sueño. El adivino entonces caminará, manteniendo en la mente lo que se busca sin pensar demasiado. El 'cuerpo sabe' cuando se ha encontrado la cosa, y las varillas de adivinación, péndulos y cosas semejantes, dan indicaciones externas que permiten al adivino saber cuando su cuerpo ha hecho el descubrimiento.


La 'Vara de Gancho' es otro tipo de bastón muy útil empleado en el Arte Córnico. Es un simple bastón con un extremo en forma de gancho, formado por una rama lateral pequeña, con un punto al que se le da forma de extremo inferior del eje principal. Este bastón es usado en ritos mágicos para 'recoger' virtudes deseadas, al gesticular repetidamente el brujo con él para 'enganchar' y atraer lo que se requiera, mientras se mira a una dirección pertinente dentro del círculo. Cuando se ha recogido suficiente de la virtud requerida, es enviada, a través del extremo en punta, en la dirección del lugar, persona, animal o artículo que se pretenda que la reciba.


La 'Vara de Destrucción' es la famosa y temida vara de endrino, empleada por los brujos en Cornualles y otras áreas para dirigir maldiciones y castigos sobre malhechores, mandarles 'el temor', y que cesen en sus maneras ilícitas.

El Cuchillo

Una hoja usada por el Pellar es afilada y cortará, porque esa es la naturaleza de la herramienta. Generalmente de un solo filo con empuñadura de hueso, cuerno o madera, y tradicionalmente manufacturada por las propias manos del brujo en la medida que sus habilidades se lo permitan, o recibida como un regalo. El cuchillo del Pellar es usado para tareas tanto prácticas como mágicas, puede ser usado para cortar y grabar nuevas herramientas de madera, cavar hoyos e incluso abrir una lata de pintura. Si haces un buen uso práctico de tu cuchillo en el mundo profano, tu fe en su habilidad para ayudarte en materias mágicas será tanto mayor. El cuchillo o Collel de un brujo córnico es usado para enviar magia a largas distancias, para magia climática, conjurar y bendecir el fuego ritual o simplemente la llama de una vela. Es usado para conjurar la serpiente roja; el 'fuego de la tierra', y para despertar la llama interior de la Astucia. Puede dominar a espíritus molestos y exorcizar, pero no se usa para conjurar el círculo de trabajo.



La Copa

La gente de Astucia favorece los materiales que han tenido vida para hacer las copas, estando hechas la mayoría de las que he visto de cuerno. Son usadas en el rito del Troyl para compartir la bebida y la comida ritual que es tan vital para mantener los lazos entre el brujo, Bucca, los ancestros y la serpiente.



El Cuenco

Este también se usa en el rito del Troyl para contener la comida sacramental, y para dejar ofrendas de comida durante la noche a los espíritus, tradicionalmente en la puerta de atrás de la casa de campo o en la chimenea - donde la ofrenda también puede hacerse a los espíritus familiares del brujo y a otros espíritus sirvientes.

Las substancias mágicas recién preparadas o talismanes, también se dejan en el cuenco sobre la chimenea durante la noche, permitiendo así el establecimiento de las virtudes planetarias o lunares para las que su creación fue sincronizada haciéndola coincidir con ese momento, junto con otros poderes e intenciones elevados. El cuenco a menudo se hace de madera, arcilla o cuerno.


Los cuencos o tazones de cobre también son buscados y guardados por la mayoría de brujos córnicos. Tienen muchos usos y a menudo se emplean en trabajos de curación, de 'videncia' y por supuesto, de amor; siendo el cobre el metal sagrado para Venus.

El Caldero

Ten un buen caldero viejo; es una herramienta útil tanto para usos mágicos como rituales. Los más viejos son mejores porque tienen carácter, y generalmente son una pieza de fundición de mejor calidad. Debo admitir que de todas mis herramientas, mi querido y viejo gran caldero, la 'Vieja Bet' quizá sea mi favorita. Además de un gran caldero, los practicantes córnicos también tienen tradicionalmente un ejemplo más pequeño y 'portátil', práctico cuando el Pellar está haciendo visitas a sus clientes. Un caldero tiene su más obvio uso como recipiente para cocinar ungüentos mágicos, o la comida para un banquete ritual, colgado sobre el fuego. En el ritual y la magia, es un portal simbólico del Otro Mundo y un recipiente de cambio; un útero de generación o una tumba de consunción, dependiendo de la intención y la fase de la luna. Hierbas y substancias mágicas pueden ser echadas en el caldero con humeantes brasas, o un pequeño fuego encendido en su interior, y las virtudes requeridas removidas con la vara del Pellar, conjurando aquello que se requiera a manifestación dentro del humo ascendente emitido desde las profundidades del recipiente. Visiones y espíritus pueden ser conjurados de esta manera, y ser dados a luz a partir del Otro Mundo durante los trabajos generativos de la luna creciente o llena.


Bajo techo, durante trabajos en la chimenea, una vela puede arder dentro del caldero, con hierbas ardientes sobre carbones y otros implementos simbólicos dispuestos también dentro. Por encima del mismo se hacen las conjuraciones con repetitivos gestos emotivos y cantos murmurados. Durante la luna menguante o nueva, aquello que se desea que desaparezca puede ser colocado dentro del fuego del caldero, en la forma de implementos simbólicos, imágenes, cuerdas anudadas o substancias pertinentes, conforme el brujo lo atiza o remueve tranquilamente en un círculo en sentido antihorario, deseando que la cosa no deseada desaparezca. En los ritos estacionales las cosas pueden ser dadas a luz simbólicamente desde el caldero o interior sacrificado, y puede convertirse en un recipiente para los fuegos sagrados del año.

Herramientas Barredoras

La magia barredora fue, y lo es, muy usada por los practicantes córnicos. La herramienta barredora más famosa, la escoba del brujo, simboliza el viaje entre los mundos, y el paso de una fase a otra. En el ritual, puede barrer el círculo de trabajo, no solo como una herramienta de exorcismo que barre las influencias que podrían impedir o interferir con el trabajo, sino como un gesto simbólico para establecer que ese intercambio entre los mundos va a tomar lugar allí. La escoba es usada en magia para barrer hacia afuera las malas influencias de la casa, y que las influencias afortunadas o felices entren en ciertos momentos del año. En la magia para maldecir, las malas intenciones y las malas o desafortunadas influencias pueden ser barridas a través de la escoba hacia la puerta de un enemigo o malhechor.


Los barredores de plumas son herramientas tradicionales de trabajo en el West Country, confeccionados muy a menudo con largas plumas de ganso atadas con cera, o grasa de ganso y cuerda, para formar un mango. Algunas veces se tendrá un barredor para la mano izquierda y otro para la mano derecha; para barrer las influencias desafortunadas y dañinas con el de la mano izquierda y las influencias afortunadas o felices con el de la mano derecha; otros tienen un único barredor para ambas acciones, cambiando de mano según la intención.


Los gestos de barrido pueden hacerse sobre una vela, talismán o implemento simbólico, para barrer virtudes e influencia hacia adentro o hacia afuera de un lugar, como la casa del cliente. Los gestos mágicos de barrido también podrían hacerse sobre una persona o animal. De esta forma, los barredores también pueden ser empleados dentro de trabajos de curación, para barrer la enfermedad de la parte afectada del cuerpo con la mano izquierda, y después barrer hacia adentro la influencia curativa con la derecha.

El 'batidor del brujo' es una herramienta de barrido del West Country usada exclusivamente para exorcizar espíritus malignos e influencias negativas en un lugar. Se hace atando trece ramitas secas y espinosas de zarza, usando la cuerda que las ata para darles forma de mango. Los extremos de las ramitas se encienden en un fuego bendecido, y el humeante batidor es ondeado y agitado alrededor del lugar con vigorosos gestos para alejar todas las influencias malignas y dañinas.


Por el contrario, un manojo similar de ramitas atadas, por ejemplo de Pino, puede emplearse de forma similar. En este caso sin embargo, el brujo del West Country está atrayendo espíritus asistentes al lugar de trabajo, atraídos por el placenteramente perfumado humo de la madera.

Tambores

Los brujos del West Country pueden tener varios tipos de tambores, porque son útiles dentro del círculo para fomentar el sprowl y la presencia de espíritus asistentes. También pueden ser empleados para expulsar a los espíritus malignos y las influencias negativas. Cecil Williamson da dos interesantes recomendaciones para las baquetas del brujo del West Country – unas hechas de cristal, cuyos mangos deben tener extremos no acabados, útiles para desterrar influencias dañinas, invocar la ayuda de espíritus asistentes y para hacer cambios en el tiempo.


Las baquetas hechas con huesos del brazo de seres humanos no obstante son recomendadas para suscitar la presencia de cualquier espíritu requerido.

Bramaderas

Otra herramienta productora de ruido, la bramadera o 'churinga' se ha empleado en rituales mágicos y ceremonias espirituales tradicionales en muchas culturas y en muchos lugares a lo largo del planeta, incluyendo aquí el West Country.

Deben hacerse especialmente a partir de madera dura, y giradas en el aire por encima de la cabeza del brujo, producen extraños y sobrenaturales sonidos vibrantes y quejumbrosos. Son empleadas por el brujo del West Country para atraer espíritus asistentes y elevar fuerzas espirituales en la creación de un espacio de trabajo en el exterior, y para ayudar en el logro de estados de trance.


Estas se emplean de forma más usual para empezar trabajos en solitario, aunque he oído tres bramaderas usadas al unísono durante una reunión de trabajo de mujeres sabias aquí en Cornualles, el sonido era muy extraordinario y la 'Compañía Oculta' ¡no hubo duda de que se había acercado para ver qué estaba pasando!

Piedras

El Pellar emplea una colección de piedras especiales. La curación es una de las peticiones más comunes hechas al brujo de pueblo y para esta tienen su fiel 'Piedra Golpeadora' que se usará literalmente para golpear y expulsar a la enfermedad, ya sea realmente sobre la parte que sufre del cuerpo, o si el paciente no está presente, la piedra es usada en la curación ausente golpeándola como si fuera la parte enferma. La Milpreve era también empleada por la gente sabia de Cornualles en la magia curativa.

Milpreves (del córnico mylpref, que significa mil serpientes) son antiguos anillos o rosarios de cristales o piedras azules que a menudo muestran un zigzag amarillo interpretado como la imagen de una serpiente. Se pensaba que eran excretadas por las serpientes cuando eran puestas al fuego o que se hacían cuando una víbora soplaba sobre una rama o vara de avellano. Llevar una Milpreve guardaría contra la mordedura de la serpiente y se podía hacer agua curativa en donde la Milpreve hubiera sido sumergida.

Las piedras de pedernal agujereadas de forma natural, conocidas como 'hag stones' (piedras de bruja), son otra herramienta importante usada por los Encantadores del West Country. Son recogidas para usarlas en talismanes protectores y una piedra especial agujereada será guardada aparte como una herramienta para manifestar o 'dar a luz' deseos o cambios. Dicha piedra puede incorporar un cordón anudado y será conocida como una piedra de deseos, o como me enseñó una bruja en Cornualles, una 'piedra susurrante', así llamada debido a la forma en que se emplea mágicamente.


Otra será considerada como una 'piedra del tiempo' o 'piedra del viento' para conjurar o desterrar ciertos tipos de condiciones climatológicas.

Los Encantadores Córnicos también hacen uso de las así llamadas Piedras Troy, Piedras de Luna o Piedras Mazey, con el famoso laberinto circular grabado en una pieza plana de pizarra gruesa, no más grandes que lo que se asentaría cómodamente en el regazo. Son usadas para inducir estados de trance útiles para el trabajo de videncia, y para trabajos de transformación y cambio.


Las 'Piedras de Lanzamiento' son toscas esferas de cuarzo que se usan en la magia córnica lanzándolas o haciéndolas rodar colina o cuesta abajo, haciendo uso del sprowl y fuerza espiritual de la tierra, en la dirección del beneficiario del hechizo. Algunas veces usadas en pares, pueden emplearse de esta forma para propósitos de adivinación en los que el brujo hará lecturas de los varios comportamientos de las piedras, tales como las direcciones que toman, la primera en pararse y la posición en la que caen a tierra la una en relación a la otra. El uso de cristales ha acabado viéndose como un fenómeno muy de la 'Nueva Era' y raramente se asocia con el Arte Tradicional o la magia del campo, sin embargo el caso es que los cristales de cuarzo se han empleado desde hace mucho en los talismanes y ritos de la Gente Sabia de Cornualles. Estos cristales no serían ciertamente especímenes 'perfectos' comprados en una tienda, sino realmente recogidos de los arroyos o de la tierra durante los vagabundeos del practicante. Cristales todavía con la suciedad que han llegado a la superficie de forma natural a lo largo del tiempo, ayudados quizá un poco en algunas ocasiones por la acción del arado.

Piedras Trueno, Dedos del Diablo, Piedras Lengua y Piedras Sapo, son algunos de los fósiles considerados desde hace mucho tiempo como piedras mágicas.

La Piedra Trueno es el fósil de un erizo o esquinoideo. Tenidas en casa proveían protección contra el relámpago, la brujería malévola y los espíritus malignos. Las Piedras Trueno también se llevarían como  amuletos protectores y advertirían de la presencia de veneno por transpiración.


Los Dedos del Diablo también conocidos como Relámpagos son los fósiles del belemnites. Han sido usados en Cornualles por la gente de Astucia que también los llamaba Piedras del Mar para hacer predicciones, lanzando una o más y leyendo las direcciones a las que apuntan. El agua en la que se ha mojado durante algún tiempo los Dedos del Diablo, es vista en la tradición como teniendo poderes curativos contra las lombrices en los caballos así como contra el reumatismo y las afecciones oculares. También son usados por la Astucia para añadir potencia a los trabajos, algunas veces siendo incorporados en los talismanes o colocados en la punta de varas curativas.


Las Piedras Lengua son los fósiles de los dientes del tiburón que, para los antiguos, parecían ser lenguas de serpientes petrificadas. Tenidas en casa alejarían el infortunio y impedirían que entraran serpientes. Las Piedras Lengua también se llevan como talismanes protectores contra el mal y para proteger al portador de la mordedura de la serpiente. Sumergidas en vino tinto aportarían una cura contra venenos y substancias tóxicas.


Las Piedras Sapo creían nuestros ancestros que crecían dentro de la cabeza de los sapos. La mayor parte de los ejemplos conocidos de Piedras Sapo, se ha descubierto que son dientes fosilizados del extinto pez Lepidotes. Las Piedras Sapo se colocaban a menudo en anillos para aportar protección y para ayudar en ritos de curación. Las picaduras y mordeduras podían curarse con la Piedra Sapo del anillo del Encantador, al tocar el área afectada y trabajaba contra todos los venenos y substancias tóxicas. El anillo de Piedra Sapo advertirá al portador del veneno poniéndose caliente ante su presencia.



Collares

Los brujos del West Country, hombres y mujeres, a menudo llevarán un collar o pendiente de virtudes mágicas. Cosas tales como piedras de bruja y pies de pájaro son usados. Cuentas ensartadas en serpentina, cuarzos y obsidiana representan a la serpiente y las virtudes generativas e introspectivas.


Un particularmente potente y tradicional collar brujeril del West Country consiste en vértebras de serpiente ensartadas, algunas veces con la inclusión de cuentas de cristal, confiriendo al portador los poderes serpentinos y la habilidad para trabajar con la 'fuerza espiritual' de la tierra.

Embrujar las Herramientas

Las formas de empoderar las herramientas y cargarlas con vida y virtud son muchas y han de determinarse por la naturaleza de la herramienta en sí, también se da el caso de que cada practicante puede tener sus propias formas.

Siguiendo al exorcismo del implemento, con la ayuda de substancias purificadoras y limpiadoras, será cargado con los poderes y virtudes pertinentes a su naturaleza y uso. También puede ser untado con Aceite Brujeril, y pasado a través del humo de una sufumigación pertinente antes de ser atado con la cuerda de trabajo del practicante, para sellarlo con la virtud y dejarlo toda la noche en la chimenea.


También hay acciones tradicionales tales como la unción de herramientas con tres cruces de saliva, la exhalación de vida dentro de las herramientas e incluso tenerlas en la cama durante tres noches consecutivas.

Las herramientas también son enterradas bajo el suelo en lugares de poder conocidos durante periodos variados para ser infundidas con fuerza ctónica, mientras que las herramientas para trabajos con los muertos a menudo se cargan con las virtudes del Camino del Norte y se cubren con 'Espíritu de Mirra'.

El Altar de Astucia

El altar y foco de las operaciones en los ritos y trabajos del Pellar, sea en la chimenea o en el exterior, tradicionalmente incluye cuatro cosas básicas que son la vara, la piedra, la llama y el hueso. Para la vara, el bastón tradicional de trabajo del Pellar es por supuesto el más a menudo empleado, convirtiéndose en un 'puente/vehículo' para unir y dar acceso a los 'Caminos', y una representación de Bucca. Horquillas de heno u horcas son a menudo usadas en su lugar. Dentro de Ros An Bucca, tenemos la suerte de tener una horca de trilla de seis puntas, que empleamos como altar en nuestros principales seis ritos estacionales 'Extáticos'.


La piedra es la piedra angular o piedra de la chimenea en la que el culto del Arte opera. En algunos grupos tradicionales esta es una piedra de afilar que mantiene el cuchillo de la Astucia siempre afilado, pero el brujo solitario puede usar cualquiera de las piedras de trabajo. El cuarzo es una buena elección porque atrae y aumenta el flujo serpentino y el aliento, mientras que la obsidiana sería más adecuada específicamente para la luna nueva.

La llama es la llama de la Astucia, la luz entre los cuernos y la luz sobre el brezal que ilumina el sendero del Camino de Astucia. Puede ser un  farol o simplemente una vela. Durante los ritos y trabajos en casa, donde no es posible encender un 'Fuego Embrujado', puede emplearse una 'lámpara embrujada' en su lugar sobre el altar. Conocidos ejemplos son los hechos con herraduras fijadas a una base de madera, con una vela colocada entre los brazos hacia arriba de la herradura, o una sección ahorquillada de rama de árbol fijada igualmente a una base de madera, con la vela pegada entre las horquillas. Esta 'lámpara embrujada' es tanto un objeto devocional, siendo una potente representación visual del Astado y la luz entre sus cuernos, como un implemento práctico para la magia. Igual que el fuego embrujado puede ser empleado mágicamente, la lámpara embrujada puede asistir en trabajos para atraer lo que se desea y desterrar lo que no, a menudo con la ayuda de prominentes alfileres con la cabeza de cristal coloreado una vez que la vela se ha identificado con el objeto del trabajo.


El hueso es la representación de los Antiguos, los dioses, espíritus y ancestros del Arte y el 'Primero' en el Camino de Astucia. En grandes ritos esto puede ser un cráneo humano real, aunque otros huesos humanos más pequeños son más útilmente portables y por ello usados más a menudo. Los huesos y cráneos grabados de animal también se emplean para esto. Junto a los huesos humanos, algunas veces también hago uso de una herramienta prehistórica de pedernal para cortar, aunque todavía afilada como potente vínculo con los ancestros.


Algunos llevarán una piedra, hueso y vela dentro de un pañuelo que junto con su bastón/vara, un pequeño frasco para beber y un poco de comida, pueden formar un buen y apropiado altar cuando estás fuera de casa en el campo. El cuchillo que el Pellar suele llevar también sirve como herramienta de mano para tallar. 

Notas:

(1) La fuerza vital del espíritu de la naturaleza que anima a la vida. Es 'poder' y 'potencia', atraído y empleado en el trabajo del brujo.
(2) Un acto realizado por los brujos para devenir completamente conscientes de su conexión a 'Todo' entre los mundos. Esta es una enseñanza central de las tradiciones de la Astucia; “Todo es Uno” a partir de lo cual toda magia es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada