sábado, 18 de junio de 2016

Mysterium Sabbati: Cabalgando en la Vía de la Bruja

Por Nigel Aldcroft Jackson
(Traducido por Manon de Call of the Horned Piper)


1. Detrás de ti la campana de la iglesia tañe marcando la medianoche, te alejas de las casas a través del frío aire de la noche, pisando en silencio cruzas la húmeda hierba hacia el alto seto espinoso que rodea y circunda la aldea. Contemplas su masa oscura a medida que te vas acercando y ahora caminas junto a él, siguiendo su límite. Caminas a tu ritmo junto al cerco y empiezas a oír sonidos que vienen de muy lejos, del otro lado del seto - las fuertes llamadas de las aves y animales nocturnos, sonidos de movimiento, de secas y crujientes hojas, el remoto ulular de un búho, el croar de los sapos, el agudo ladrido de un zorro.


2. Sigues caminando, con el cerco a tu izquierda y después de un rato llegas a una brecha que hay en él; ante ti hay una escalerilla de piedra que conduce a través de un muro de espino. En el poste que hay a ambos lados de la escalera de piedra, ves desgastados símbolos grabados; la estrella hex en uno y el pie con garras de la bruja en el otro. Apoyada en la escalerilla hay una vara y a su pie un pequeño tarro con un ungüento verde oscuro. Avanzas hacia ellos y coges la vara en tus manos, sintiendo con tus dedos su lisa superficie y los glifos grabados en ella. Te arrodillas y recoges el tarro de ungüento que despide un olor amargo.

3. Con la vara permaneces junto a la escalerilla en silencio ante el imponente cerco y las místicas palabras del Sabbat se pronuncian a través de ti:

ROBIN, OSCURO MAESTRO
AL QUE LOS HOMBRES LLAMAN EL DIABLO
MAESTRO ASTADO DEL CAMPO,
EL MONTE Y LA CIÉNAGA,
SEÑOR DEL CRÁNEO Y EL FALO
QUE CABALGAS CON LA CACERÍA SALVAJE;
ABRE EL CAMINO TE ROGAMOS,
POR LA VÍA DE LA BRUJA AL SABBAT.


NÓNUPLE MADRE DE LA SABIDURÍA DE LA NOCHE
DAMA HEL, DAMA ABEDUL, MORGANA LE FAYE,
A LA QUE LOS HOMBRES LLAMAN
LA REINA DE ELFLAND,
GRAN HERODIAS QUE VUELAS
A TRAVÉS DE LA OSCURIDAD:


A TI SUPLICAMOS, REINA Y BRUJA
QUE NOS GUÍES POR LA VÍA DE LA BRUJA
A LAS EXTRAÑAS GLORIAS DEL SABBAT,
¡QUE ASÍ SEA!

4. A través del portal que forma la escalerilla vislumbras una esfera flotante de suave luz, brillando en la lejana niebla que no emite sombras. Se aprecia su color fluctuante más allá de la escalerilla. Mientras miras profundamente dentro de la bola de luz, entrevés un animal, una forma o un pájaro. Más allá de la escalerilla de piedra tu fetch-luz1 tiembla y se cierne sobre el suelo, brillando suavemente en la oscuridad, tentándote a emprender el viaje hacia el otro lado.


5. Ahora miras a través de la escalerilla y más allá ves un amarilla luna llena suspendida a poca altura en el cielo sobre un paisaje de brezales, bosques y pantanos; prados brumosos, túmulos y menhires que lanzan largas sombras negras a la luz de la luna, donde las pálidas liebres saltan entre los setos. A los pies de la escalerilla un estrecho camino que discurre recto brillando débilmente bajo la luna. Percibes que el sendero está alineado con una oscura colina que se divisa a la distancia.

6. Sosteniendo la vara y el tarro con el ungüento te internas por la escalerilla y asciendes a través de la brecha, las espinas clavándose en tus ropas conforme emerges sobre la húmeda hierba al otro lado del cercado. Por unos momentos te paras, respirando el frío aire y después introduces tus dedos en el pequeño tarro de barro y frotas un poco del frío y verde ungüento sobre tus muñecas y frente. Te montas a horcajadas en la vara, manteniéndola entre tus muslos y el antiguo hechizo susurra a través de tu mente:

¡THOUT, TOUT A TOUT, POR TODAS PARTES
Y ALREDEDOR2,
EN EL NOMBRE DEL MAESTRO ASTADO!

7. Mientras estás a horcajadas de la vara una brisa susurra en el cerco detrás de ti y un viento empieza a levantarse, soplando desde la distancia, su retumbar empieza a llenar el aire y sobre ti parece oírse muchas voces lejanas que llaman y chillan a través de la noche. Un cuerno distante es soplado y el viento aumenta cada vez más hasta que empiezas a sentirlo tirando de ti y elevándote del suelo. Tus pies dejan la tierra y asciendes hacia el aire nuboso, moviéndote hacia delante. El fetch-luz flota sobre el sendero delante de ti, guiando por el camino mientras te remontas hacia arriba con fácil movimiento, deslizándote suavemente a través de la oscuridad. Sin esfuerzo montas sobre la vara a través de la fría atmósfera, hacia la oscura colina sobre cuya cima fuegos lejanos ahora centellean rojos en la distancia.


8. A horcajadas de la vara te elevas velozmente, el gélido viento en tu pelo y agitando tu manto mientras vuelas a través del cielo nocturno. Sientes tu altura y miras hacia abajo a las tierras que se extienden por debajo de ti - campos, copas de árboles, pantanos y páramos en bruto, todos encendidos a la luz de la pálida luz de la luna. Debajo de ti la senda recta corre por delante como un trémulo hilo de plata.

Sientes a tu alrededor compañeros sombríos volando junto a ti, búhos silenciosos, figuras encapuchadas a horcajadas de escobas y cabras, algunas con oscuros sombreros de pico, vislumbrados a través de volutas de humo y nubes vaporosas, todos remontándose a través del tenebroso aire. Vuelas hacia delante, moviéndote suave y rápidamente, como en un sueño.

9. La voluminosa masa de la Oscura Colina ahora se cierne más adelante, su cima encendida por un faro de fuego; ahora cabalgas hacia abajo, más abajo, hacia a los pies de la colina que asoma por encima de ti, una sombría masa rematada con una llama danzarina.

Flotas siempre hacia abajo hasta que sientes tus pies tocando la tierra. Ahora te encuentras de pie, vara en mano, en la base de la colina junto a un viejo y retorcido Saúco cuyas ramas arañan como negros dedos retorcidos contra la luz de la luna, alrededor de sus raíces ves acampanadas Belladonas de color púrpura, plantas que crecen lujuriosamente. Junto al Saúco ves un portal de piedra que se adentra bajando dentro de la colina desde el que emana una luz sobrenatural sobre la hierba. Estás de pie ante este portal durante unos segundo, después te agachas ligeramente para entrar al túnel que se interna en la Oscura Colina. Te adentras por el pasadizo empedrado con su tejo bajo y oyes el sonido hueco de tus pisadas conforme desciendes. Ahora oyes un débil sonido de apresuramiento y murmuración, de baja encantación, de flautas quejumbrosas, sonido de gaitas y tambores lejanos más abajo. Desciendes más y más abajo y el pasadizo se vuelve muy estrecho y cerrado. Tus manos tocan la rugosa piedra de las paredes mientras te deslizas más y más. La extraña luz ahora brilla con más intensidad, como si estuvieras cerca de su fuente. De forma repentina el túnel se amplía y pasas a través de un arco bajo a un reino crepuscular de misterio...


(Un periodo de silencio ahora toma lugar en el que la comunión mágica es lograda con los antiguos poderes del Sabbat.)

10. Para retornar del Misterio Sabbático del Inframundo de Hel/Annwyn, la bruja monta sobre la vara y salmodia las palabras de retorno:

¡RENTUM TORMENTUM,
EN EL NOMBRE DEL MAESTRO ASTADO!

Por este hechizo regresarás en un instante de la Oscura Colina Feérica del Sabbat, volverás de los altos y solitarios lugares de los Poderes Salvajes y cruzarás el cerco de vuelta a la Tierra Media y el mundo de los vivos, despertando a tu dormido cuerpo. Este a su vez es, el sagrado renacimiento al mundo desde el útero primordial de la Dama Abedul, la Isla de la Manzana de Morgan Le Faye, la caverna de las Madres; aquellos que retornen de los lugares profundos de Annwyn, renacen y regresan como brujas/os, mujeres y hombres de oscuro poder y secreto conocimiento.

Comentario sobre el Mysterium Sabbati

1. El viaje empieza a medianoche, la tradicional "hora de las brujas", un periodo liminal o 'fractura' entre el viejo día y el nuevo. La medianoche es así el momento místico de 'entre-lo-uno-y-lo-otro' en el que las cosas retornan a su fuente primigenia y las puertas entre los mundos se abren momentáneamente.

El Cerco que circunda a la aldea es el límite sagrado entre este mundo y las inmensidades misteriosas del Otro Mundo. Es la frontera de la aldea y más allá de su perímetro yacen los temibles poderes de la naturaleza primal, los lobos y bestias de los páramos boscosos. Dentro del Cerco reside la vida ordinaria de la aldea, la consciencia diaria de la tierra media pero fuera, al otro lado, está el reino del misterio y lo terrorífico donde los seres feéricos, los ancestros y los animales salvajes deambulan en la noche, el dominio de los muertos y los antiguos.

En las regiones celtas este mundo misterioso de la muerte y el renacimiento era conocido como Annwvyn, el Inframundo o Lugar Profundo; en tierras teutonas era denominado Hel, el Lugar Oculto de poder secreto gobernado por la Madre-de-Todos, la Dama Hel. Este es el mundo de Elfame o de Las Hadas.

La bruja tenía el poder de cruzar sobre el Cerco, la 'Vieja Bruja', viajando entre los mundos. Por lo tanto la bruja era llamada la 'Cuidadora del Cerco' o la 'La Que Cabalga el Cerco' - Haegtessa en Inglés Medio, Hagazussa en Alto Alemán Antiguo y Haghetisse en Holandés Medio. De ellas ha derivado nuestra palabra 'hag' y la alemana 'hexe' que significan 'Bruja'.

2. La Escalerilla de Piedra es una brecha en el cercado, un lugar donde el paso entre los mundos puede tomar lugar y por lo tanto estrechamente asociada con las Brujas.

La Estrella Hex es una forma de la runa Hagal, la novena runa sagrada para la Madre Oscura del Inframundo y el Camino a Hel o sendero de los espíritus, a lo largo del que las almas desencarnadas viajan durante nueve noches para alcanzar su reino subterráneo. Encarna especialmente las sendas entre las dimensiones de los nueve mundos del árbol cósmico. El Pie de Bruja es un símbolo muy antiguo que representa la garra del pie del búho de la Diosa Bruja Hold o Herodias. Por ello implica el vuelo mágico y la sabiduría oculta, también representa el estar de pie para alcanzar las raíces más bajas del Tejo que descienden hacia el Inframundo.

La vara es el Gandr que servía tanto de vara mágica como de palo de montar a las brujas nórdicas. Es una variante de la clásica escoba o palo bifurcado sobre el que volaban las Brujas en Europa. La hueste de seres nocturnos que vuelan sobre varas es denominada Gandreidh en Escandinavo Antiguo y se aplicaba a los vuelos de las Brujas y a la Cacería Salvaje de los muertos fantasmales. El tarro es simbólico del Unguentum Sabbati, el 'ungüento de vuelo' o 'bálsamo de elevación' que generalmente contenía hierbas narcóticas y alucinógenas tales como la Belladona, el Acónito y el Beleño, cuyo uso era un preliminar para el viaje al Sabbat en las prácticas de la brujería tradicional.

3. Los rezos del Sabbat formulan la intención del trabajo claramente dentro de la consciencia y producen un grado de entonamiento con las deidades arquetípicas de la Brujería.


El primer rezo es dirigido al Anciano, el Dios Astado de los bosques y pantanos salvajes que gobierna sobre los rebaños de ciervos, ganado vacuno y cabras; en la oración el dios es llamado usando el nombre celta Boucca del que viene el inglés Puck y el irlandés Puca. Estos derivan de la raíz indoeuropea – BHUG que significa bestia cornuda, como un ciervo o cabra. En la Irlanda contemporánea una cabra es llamada todavía un 'puck'. En la Galia era llamado Vindos y dio a luz al título de Cernunnos, 'el Astado o Dios de Cabeza de Ciervo'; en Gales era conocido como Gwynn Ap Nudd. Él es el Señor de Annwvyn y confiere su antigua abundancia sobre aquellos que viajan allí. Él es el maestro de la Cacería Salvaje de los muertos en el periodo invernal, cabalgando a través de la noche 'entre los tiempos'. Sus dos mayores símbolos en los misterios brujeriles son el cráneo de secreta sabiduría ancestral y el Falo de fertilidad y regeneración. Las brujas le llamaban de variadas formas: Robin, el Viejo Hornie o el Diablo.

El segundo rezo es dirigido a la Madre de Todos, la gran Diosa Bruja de la Noche que gobierna sobre los reinos subterráneos. Entre sus atributos están la tierra y las aguas dentro de la tierra, los animales salvajes y pájaros, el hilado, la luna y las encrucijadas. Puede aparecer con triples o nónuples aspectos queriendo significar su dominio sobre los tres planos del cielo, la Tierra y Hel. De su fuente, caldero o útero secreto, fueron dados a luz los nueve mundos al principio de los tiempos. Su nombre indoeuropeo original era KOLYO, del que deriva el epónimo de la diosa griega Calypso, la alemana Hela, Holle y Hulda y la celta Cailleach, la Bruja velada que cabalga con sus ocho hermanas en las tempestades de invierno.

En el mundo celta esta diosa todo abarcante era vista en la triplicidad de la Morrigan, la 'Gran Reina' en sus tres aspectos de Nemain, Macha y Badb Catha – 'Terror', 'Caballo' y 'Cuervo de Batalla'. En tiempos medievales evolucionó a Morgan Le Faye que reside como parte de una hermandad nónuple de mujeres en la infernal Isla de las Manzanas, Ynys Avallon. Del mismo modo los huertos de manzanas mágicas crecen en los dominios de la Dama Holda, las 'manzanas de Hel' que regeneran a los muertos y confieren juventud inmortal. Como la diosa que conducía la Procesión Feérica y la Heljagd, se la interpretaba clásicamente en los textos de los primeros escritores francos como Herodias o Diana. Los poetas alemanes la veían como Frau Venus cuyo mundo mágico se alcanzaba descendiendo al interior de la Venusberg, la Montaña de Venus.

Fiel a su naturaleza de Madre de Todos puede aparecer como una bella reina de pelo dorado (Novia) o como una vieja bruja con colmillos, cara azul y garras de hierro (Cailleach). La Brujería escocesa la adoraba como la 'Reina de Elfland' sobre su caballo blanco de soberanía. Para las Brujas vascas, ella era La Dama que presidía el Sabbat en su montaña. En la tradición gaélica ella es la Vieja Bruja de la Luna Nocturna, la diosa búho que hila en el inframundo hilos de plata.

4. El fetch-luz es una manifestación de la Fylgja, el aspecto salvaje y sobrenatural del alma que existe fuera del cerco; este es el otro lado de nuestro ser que raramente experimentamos de forma directa aunque es una personificación de fuerzas protectoras y fortalecedoras. Como un aspecto de la psique interior, el Fetch tradicionalmente ha sido conocido por tener la apariencia de animal o de pájaro, como un espíritu guardián femenino o masculino, o como una esfera de luz.


El Fetch nos guarda y acompaña y puede ser una fuente de fortuna y poderes numinosos para la bruja, tanto en este mundo como en el de más allá. El Dyr-Fylgja o 'Animal Fetch' subyace al concepto brujeril tradicional del Puckerel o espíritu Familiar que aparece como una liebre, un gato negro, un sapo o de muchas otras formas. El espíritu familiar es para la bruja un poder interior y de más allá, al que convocar algunas veces para propósitos mágicos. El fetch/Familiar era invocado para obtener conocimiento adivinatorio, conseguir habilidades inusuales, actuar como espíritu guía o para el cambio de forma.

5. La senda directa está alineada con el distante montículo feérico u Oscura Colina del Sabbat; delinea el sendero de movimiento mágico emprendido por la bruja cuando cabalga sobre el palo de escoba. Como una línea de vuelo para los espíritus sobre el paisaje interior de Elfame, se vio reflejada en el mundo exterior en los 'caminos feéricos' de la tradición gaélica, que discurren entre los montículos-fortalezas de los Sidhe.

A lo largo de estas pistas mágicas el Pueblo Feérico cabalgaba en los cuatro días trimestrales "cambiando sus cotos de caza". Este fenómeno es el Sluagh Sidhe o Procesión Feérica y la hueste mágica era conducida por la Reina de Elfland y el Rey de las Hadas. El saber geomántico sajón dice de las vías rectas periódicamente cabalgadas por la Hueste Salvaje, que eran conocidas como 'El Camino de Woden'. En las Islas del Canal los cromlechs y dólmenes están enlazados por 'pouquelaie' o 'senderos de los goblin'. Los Senderos de velas de cadáveres3 galeses y los caminos de Ankou4, el Carro del dios de la Muerte Bretón, atestiguan los mismos principios mágicos. En Alemania los rectos 'Caminos de Fantasmas' discurren entre los cementerios e igualmente el holandés 'Camino de la Muerte' y el Helweg se representan en la creencia popular como senderos lineales a través de los cuales los espíritus vuelan. En el Mysterium Sabbati, la consciencia inspirada es llevada a lo largo del encantado Camino de la Bruja o Línea de Búho, a través del espectral paisaje onírico de Elfame, guiada y protegida por el Fetch o Familiar invocado.

6. La unción de la Bruja con el 'ungüento de vuelo' aquí asume el carácter de un gesto puramente simbólico o ritual dentro del círculo de la consciencia; señala el entonamiento y entrada a una fase avanzada de trance inspirador cuyo emblema herbal es la baya de color púrpura oscuro de la mortal planta Belladona - la sagrada hierba Bruja. El hechizo para el Viaje Nocturno es una antigua fórmula del West Country usada por los covens de brujas en Somerset en el siglo XVII, aunque es de más largo origen y probablemente surgida del extático canto del chamán o del encantamiento para el trance de vuelo, aunque finalmente desgastado en el trascurso de los siglos. Este encantamiento-semilla sirve para dirigir el alma 'fuera de casa', a través de capas de consciencia a la fuente oculta de todo ser.

7. La brisa que se levanta y el viento tempestuoso son aquí heraldos de la inminente presencia de los espíritus y refleja una intensificación del hálito de consciencia del espíritu (Anda- Nórdico Antiguo). Las voces en el viento son los ancestros cabalgando en la noche.

El distante cuerno soplado tiene un significado especialmente grande - es el cuerno del Maestro de la Cacería Salvaje que convoca a las almas a salir de sus cuerpos. Por este instrumento el Dios Astado, Gwynn Ap Nudd hace sonar el misterio de la muerte y del abandono de la carne. A la bruja el Cuerno del Sabbat la llama desde la profundidad y la distancia a través de los grandes espacios del tiempos como un signo de la alianza jurada con los antiguos.

8. El vuelo alude a la liberación extática de la psique de la Bruja; la consciencia se extiende más allá de los parámetros normales de la entidad del ego/cuerpo y vaga sin límites más allá del cerco en el vuelo del espíritu. El palo de escoba o Gandstaff simboliza la fórmula secreta de la magia de la Bruja, por la cual la levitación mágica es lograda y a través de la que el alma vuela sobre las alas de la inspiración numinosa hacia Otros Mundos.

En este punto del rito la Bruja se funde con la noche viajando con la horda de espíritus desencarnados conocida por miles de nombres a lo largo de Europa, tales como Gandreidh, el ejército de Diana, la cacería del Rey Arturo, Herlathing, Mesnee de Hellequin – las huestes oníricas del Inframundo.


9. La Oscura Colina del Sabbat representa un profundo lugar interior de la Brujería tradicional. El faro de fuego que arde en su cima brilla a través de muchas dimensiones y convoca a los fieles a través de la noche de poder para celebrar el Mysterium. La Colina, Monte o Montaña es central para el simbolismo de la Bruja, porque encarna el cuerpo o útero de la Madre-de-Todos dentro del que buscamos las transformaciones definitivas bajo las raíces del árbol cósmico.

El caballero alemán Tannhauser siguió este sendero hacia la Hurselberg, la Montaña de Venus. Pendle Hill posee una función similar en la cosmografía de la Brujería de Lancashire. Las Brujas suecas del Coven de Auldearne entraban en las Downie Hills y las Brujas alemanas volaban a la Brocken en la Noche de Walpurgis. Los Sabbats del País Vasco tomaban lugar dentro de las cavernas de ciertas montañas en los Pirineos. En todas partes el simbolismo de la Oscura Colina del Sabbat persiste – el descenso por el pasadizo al interior de este monte implica un retorno al útero de la tierra de la Dama Herodias, la fuente primigenia de todo ser que existe más allá del tiempo y el espacio. Este es el estado de sueño inconsciente en el que todos los límites ordinarios se han disuelto – el divino caos a partir del que el tiempo y el ser son regenerados una y otra vez a través de grandes ciclos cósmicos.

La Caverna Mística dentro de la Oscura Colina es el lugar del Caldero, la fuente eterna del renacimiento continuo. El Saúco es el lugar de morada de la 'Bruja del Saúco' y como el árbol del cuervo celta, denota que el estrato más profundo del inframundo está siendo contactado. Todo el desplazamiento del Mysterium ha conducido a la Bruja a este punto y las experiencias que ocurren dentro de la Oscura Colina pueden variar considerablemente de un individuo a otro: algunos pueden experimentar una participación e implicación visionaria en el arquetípico Sabbat de la Bruja, otros pueden percibir revelaciones simbólicas de poder iniciático, otros incluso pueden lograr simplemente una comunión sin forma con los Primordiales y hacerse conscientes de la presencia numinosa del Astado y la Reina Triple. Cuando este estado de comunión Sabbática es alcanzado por completo, las palabras ya no son suficientes para describir el Mysterium inefable. Una mayor exégesis sería superflua.

10. El Hechizo de Retorno es una vez más una fórmula tradicional del West Country y formalmente señala el retorno a la consciencia ordinaria en la Tierra Media. Cada retorno es virtualmente instantáneo ya que toma lugar en un dominio extratemporal y siempre significa un renacimiento en un estado superior en la tierra de los vivos, dotado con el numen y conocimiento del reino de la muerte y la memoria ancestral. Este es el eterno viaje nocturno de la iniciación a la Brujería como siempre ha sido conocido a lo largo de Inglaterra y Europa. En los tiempos antiguos se hacía esencialmente de esta manera, aunque los secretos se perdieron y fueron oscurecidos por la ignorancia y el paso del tiempo.

Ahora el Cultus Mysterium Sabbati y el Coven de los Tres Búhos se hace manifiesto en este santo trabajo de Brujería.

¡QUE ASÍ SEA! 

1 Ver capítulo siguiente (Nota del Traductor). 
2 Frase sacada del juicio de las brujas de Somerset (1664) quienes afirmaron que “Antes de ser conducidas a sus reuniones, se untan las frentes y las muñecas con un aceite que los espíritus les traen (que tiene un olor desagradable), y son transportadas en un corto espacio de tiempo, utilizando estas palabras Thout, tout a tout, through and about. Y cuando se van de la reunión, dicen: Rentum, Tormentum […] son conducidos enseguida a sus hogares.” (Nota del Traductor). 
3 Una vela o luz de cadáver es una llama o bola de luz, a menudo azul, que es vista viajando justo por encima del suelo en la ruta del cementerio a la casa de la persona moribunda, y de vuelta al cementerio, estando particularmente asociada con Gales (Nota del Traductor). 
4 El Ankou es un personaje legendario de la mitología popular de la Baja Bretaña, en Francia. El Ankou no es la muerte en sí mismas, sino su servidor. Se ocupa de recoger las alamas de los difuntos recientes en su viejo carro (karr an Ankoú, "carro del Ankou" en bretón). Se dice que cuando un vivo escucha el sonido chirriante del carro (wig ha wag) es señal de que él mismo o alguien próximo a él no tardará en morir. También se dice que todo aquel que vea al Ankou morirá en el transcurso de ese año (Nota del Traductor).



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



No hay comentarios:

Publicar un comentario