domingo, 27 de marzo de 2016

Máscaras de los Espíritus en el Paganismo Europeo

Por Niguel Aldcroft Jackson
(Traducido por Manon de Call of the Horned Piper)

Para entrar al estado de consciencia extático y mágico, en el que los mundos fenoménico y noumenal interactúan, los chamanes tradicionales han empleado varias técnicas mánticas, incluidas la magia rítmica del tambor, la danza sagrada, los cánticos hipnóticos y el uso de máscaras de los espíritus, con el fin de lograr un profundo entonamiento interno con los seres divinos. Llevar la máscara de los espíritus es invocar los poderes del Otro Mundo, porque la máscara manifiesta la presencia de las divinidades de una forma directa y tangible.

Tanto para el portador como para el observador de la magia con máscaras, la misma es una forma de derrotar a la percepción 'ordinaria' y de escurrirse a través de la 'grieta entre los mundos' hacia las profundas realidades de Elfhame. La verdadera esencia de la magia con máscaras fue hábilmente resumida por Mircea Eliade, que la definió como la 'transformación total del individuo en otra cosa.'

Así que la máscara de los espíritus es un elemento constante en virtualmente todas las tradiciones sagradas de las culturas politeístas paganas. La máscara del chamán siberiano, llamada abagaldei, se hacía con madera o con la piel de la barba o de las cejas de ardillas. El chamán tungus se pone la máscara 'para demostrar que el espíritu de malu está en él.' En todas partes el ritual de la máscara es un vehículo de transformación y la encarnación de lo sagrado.



Dentro de nuestras tradiciones paganas de espiritualidad y brujería, una transmisión imperecedera de magia nativa con máscaras puede ser constatada existiendo desde siempre. Odín, el Maestro chamánico del Éxtasis, tiene como uno de sus nombres divinos el título de Grimr - 'el enmascarado', y en el siglo VII en Bretaña, el arzobispo Theodore desaprobó a aquellos que llevaran ropas con cabeza de ciervo o toro en las calendas de Enero, recuerdo de la Ooser o máscara de cabeza de toro llevada en los ritos populares.

Las máscaras totémicas de pájaros y bestias de los paganos germánicos y celtas, a través de las que su casta mágica lograba la transformación chamánica, perduraron en las vigorosas tradiciones populares de Europa. En la Alemania medieval, las libertinas procesiones de jóvenes con caras ennegrecidas en Samhain, imitaban ruidosamente a los seres espirituales de la noche que cabalgan con Perchtl o Frau Holda, la diosa salvaje de la Furiosa Horda de los viajeros de la noche. En el Tirol en San Martín1 y Yule, los bailarines llamados Perchtenmasken, brincaban en los campos conducidos por un hombre sobre un caballo blanco.

Un festival alemán incluía bailarines enmascarados llamados 'caras de muerto' y 'caras de oso', cuyo traje ritual representaba a los ancestros ctónicos y espíritus oso del inframundo. También en esta tradición de las ceremonias de la Cacería Salvaje, están los 'Charivari' medievales; una procesión extática y caótica de bailarines que llevan máscaras de ciervo, toro, liebre, zorro y lobo que irrumpían en los banquetes de boda.



La costumbre británica de disfrazarse2 en Samhain, ha empleado desde hace mucho tiempo máscaras rituales para transformar a los bailarines y actores en los espíritus ancestrales de la Cacería Salvaje, habiendo sobrevivido en la forma popular de las máscaras de calavera, diablo y fantasma que los niños llevan en Halloween. La celebración de Yule ofrecía danzas rituales y dramas de misterio con personajes enmascarados tales como San Jorge, el Doctor y el Padre Yule, envueltos en acebo para representar al Señor del Invierno; el Rey del Acebo.

Los bailarines enmascarados también están presentes en las danzas entrelazadas de espadas 'rapper'3 de Yorkshire y Northumberland, como la de los Plough Stot4. Las ceremonias paganas en Beltane han ofrecido máscaras de espíritus que representan a Jack in the Green5. Máscaras tales como la del woodwose6 se hacían con corteza de árbol y hojas de roble y espino, agasajando así los actores rituales al misterio de la muerte y la resurrección, danzando alrededor del Palo de Mayo con la Diosa de las Flores/Reina de Mayo.

En su obra 'A Calendar of German Customs' (Londres 1966), Richard Thonger relata que en Whitsuntide 'los aldeanos iban a los bosques a recoger ramas verdes y volvían con una figura vestida de verde con una máscara de corteza de árbol': llamado Pfingstl en el sur y el Hombre Salvaje u Hombre Verde (Laubmannchen) en Turingia; algunas veces llevaba una máscara de pájaro, que tenía que ser salpicada con agua y era llamada pájaro de agua, el Wasservogel.

La cara foliada del Hombre Verde en las iglesias recuerda estrechamente a una máscara. Quizá representa a los objetos de culto votivo guardados dentro de los primeros templos y santuarios paganos. Otras máscaras de bailarines en Europa incluyen la del cisne y el ganso; los psicopompos chamánicos y espíritus feéricos que actúan como guías y vehículos para los viajes al Otro Mundo, atravesando las dimensiones en su vuelo mágico.



El Hombre Oscuro o magister del coven tradicional, generalmente llevaba un traje y máscara con cabeza astada representando su estatus como alto sacerdote de Cernunnos o Gwynn, Iniciador y Señor de Annwvyn. En las regiones boscosas de la baja Austria, se decía que se habían celebrado festivales brujeriles secretos hasta tiempos modernos, en los que todos los celebrantes llevaban máscaras de ciervo.

Escritores alemanes informaban en el siglo XVI de que las brujas llevaban 'viseras' o máscaras al Sabbat, y Henri Boguet dio fe de que los coven de Lyon, que examinó en 1598, también llevaban máscaras en sus rituales.

Un relato francés de 1614 menciona una reunión de 200 brujas enmascaradas, y las famosas transformaciones de practicantes del cambio de forma como Isabel Gowdie en liebres, gatos, cuervos y abejas pueden referirse a danzas rituales con máscaras en las que los tótems animales y de pájaro eran invocados. En el juicio de las brujas de North Berwick, se declaró que John Fian estaba enmascarado cuando conducía el coven en una procesión alrededor del cementerio.

Desde su uso en la religión paleolítica, la hechicería celta y nórdica y los grandes festivales populares, la máscara de los espíritus perdura en la Danza Morris7, llevada por los bailarines 'schuddigs' y 'perchtls' en los desfiles, carnavales y mascaradas de la Edad Media. Desaprobada por el clero, pasó a la clandestinidad con las brujas tradicionales y ahora necesita ser reintegrada a su correcta posición en el trabajo mágico contemporáneo, porque la máscara ejerce una influencia misteriosa y atemporal sobre la imaginación, evocando a los dioses paganos, seres feéricos y tótems de una forma visible al ojo, tendiendo un puente en la frontera entre los mundos.



El trabajo moderno con las máscaras de los espíritus, está abierto a fértiles posibilidades en ritos dramáticos basados en mitos terroríficos, magia de cambio de forma y rituales votivos. El valor de tales máscaras yace en el hecho de que nos ayudan a transcender la personalidad y entrar en la naturaleza de los Antiguos; capacitándonos para entrar a la realidad mágica de Elfhame.

En años recientes he trabajado con un amigo en varias máscaras rituales, habiendo realizado diseños tanto de espíritus de cara de gato como de búho. Todas estas máscaras se hicieron usando un soporte duradero de papel maché, que al darle varias capas de emulsión blanca, ofrece una excelente base sobre la que pintar una estilizada cara de color.

Hemos empezado a incorporar plumas en estas máscaras, junto con cristales y otras sustancias convenientes. Estos objetos, cuando son barnizados, son tan duraderos como la madera, y pueden ser fácilmente hechos por cualquiera - los diseños faciales bastante audaces parecen funcionar mejor.

Un proceso esencial es el empoderamiento de la máscara finalizada, con las fuerzas que se pretende que represente. Recientemente realicé un ritual en el que lavé una máscara a la luz de la luna, entoné un encantamiento a la Señora de los Búhos, la Cailleach de la Luna Nocturna, y la cargué con poder. Esta ceremonia estuvo infundida con la presencia de los espíritus, constituyendo para mí una iniciación totémica menor, ya que fui consciente de los tótems del búho durante algunas semanas después.

Una máscara de los espíritus completamente empoderada genera una inquietante presencia y poder, pareciendo a menudo como un 'observador' no humano sobre el altar, y convirtiéndose en un foco para las fuerzas del Otro Mundo, algo que se hace más intenso todavía cuando es llevada. Entre los Samoyedo de Siberia, la máscara ritual es usada para intensificar la concentración interior y ayudar al enfoque de la consciencia. Cuando se lleva una puesta, hay una sensación definida de desapego por el mundo, una internalización de la consciencia – siendo la personalidad superficial sometida, transcendida por los más profundos poderes espirituales de los que la máscara es un símbolo. Como el erudito finés Uno Harva ha dicho, todo el traje ceremonial y mágico del chamán, bruja o mago tradicional es esencialmente una máscara, y puede ser considerado como una evolución a partir de la máscara que en todas las tradiciones paganas encarna al 'rostro del espíritu'.

111 de Noviembre (Nota del Traductor).
2Ídem nota 5 en la página 12 (Nota del Traductor).
3La Danza de la Espada Rapper (también conocida como la danza de la “Espada Corta”) es una variación de la danza de la espada que surgió en el Nordeste de Inglaterra, siendo los mineros los primeros en llevarla a cabo (Nota del Traductor).
4Los Plough Stots (Surcos del Arado) de Goathland, son un raro ejemplo de una tradición rural una vez ampliamente extendida que reconocía la importancia del arado y lo celebraban con danza de espadas, música y juegos populares.
5Es una festividad que se remonta a las costumbres y ceremonias antiguas que se desarrollaban a primeros del mes de Mayo. Los celtas celebraban en estas fechas el día de Beltane, cortando un árbol del bosque y decorándolo con cintas y flores, de aquí surge el Palo de Mayo, mástil que se plantaba en la tierra y en torno al cual bailaban mientras iban trenzando las cintas (Nota del Traductor).
6El Woodwose (anglosajón: wuduwasa) o salvaje peludo de los bosques, era la figura del Sasquatch de la Europa medieval (Nota del Traductor).
7La Danza Morris es una danza tradicional inglesa que por lo general va acompañada de música y que formaba parte antes, de las procesiones y otras fiestas que se celebraban sobre todo en el mes de mayo (Nota del Traductor).



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:




No hay comentarios:

Publicar un comentario