sábado, 26 de marzo de 2016

Convocando el Sueño Brujeril a través del Vuelo de la Polilla

Por Robin Artisson
(Traducido por Manon de The Horn of Evenwood)


Este trabajo ilustra una técnica de Brujería por la que un sueño es convocado, un sueño a través del cual el convocador puede obtener respuesta a sus preguntas dadas por los poderes del Inframundo, los espíritus Familiares, un amigo o pariente fallecido, otra persona muerta, cualquiera de los antiguos espíritus mencionados en las mitologías, o el mismísimo Maestro. A cualquier poder del mundo Invisible se le puede “hacer preguntas” de esta forma. La pregunta es enviada al Inframundo sobre las alas de la polilla, y la respuesta vendrá, si la operación es exitosa, sobre las alas del sueño. El Sueño Brujeril también puede (más raramente) ser convocado para revelar visiones de cosas que hayan ocurrido en el pasado, o la localización de objetos perdidos. A menudo es usado para ver la cara de un futuro amante, pero puede ser usado para obtener respuestas a preguntas de cualquier tipo.



En una noche de lunes durante la luna creciente, o más preferiblemente en la noche de la luna llena, ayuna y lávate, después retírate al lugar donde tu Hechicería se vaya a realizar.

Forma el Anillo Brujeril de la manera usual. Sobre la Mesa del Arte, tendrás un tarro de cristal con las tres polillas en su interior. Asegúrate de que la tapa tenga agujeros para que puedan respirar cuando las captures en el día o noche anterior al trabajo. También necesitarás pergamino o papel blanco limpio, y una pequeña cantidad de tinta roja o negra que (idealmente) habrás hecho tú, de la misma manera en la que hiciste el incienso de los anteriores ejemplos de trabajo (Mordiendo las Lenguas de las Serpientes). En los días de luna creciente previos a la operación, habrás realizado un Anillo Brujeril y purificado los varios ingredientes que mezclarás para la tinta, mezclándola mientras transfieres tanto el acto de tu mano como la salmodia de tu propósito, incluyendo asimismo en la tinta algunas hierbas lunares bien molidas. Guarda la tinta en una botella, una botella que incluso se puede atar o envolver con una cuerda para “mantener” tu propósito en ella. Todo esto, por supuesto, se hace en el nombre del Maestro.

Tendrás tu tarro de polillas, tu papel y tinta, un Triángulo de Manifestación, algunas hierbas lunares esparcidas alrededor del triángulo, y (si así gustas) un incienso hecho de la mezcla de al menos dos hierbas lunares y una hierba mercurial, preparado para ser quemado durante la operación.

Una vez estas preparaciones estén hechas, y estés en el Anillo Brujeril ya dispuesto, trae a tu mente la “Consciencia del Poder que Une”, invoca con fuerza al Maestro y a tus espíritus Familiares. Deberías poder ver fácilmente la luna llena en el cielo por encima de ti. Emprende en este punto la purificación de todo lo que usarás en esta operación con tu agua, sal y fuego consagrados.


Después empieza a quemar el incienso, coloca el pergamino o papel sobre el Triángulo de Manifestación y coge tu herramienta de escritura con la tinta, y escribe tu pregunta en él, tan concisamente como puedas. Conforme la escribes, transfiere el acto de tu mano y salmodia tu propósito:

“No es mi mano la que escribe esta pregunta,
Sino la del Maestro:
Y el sueño en respuesta que vendrá desde lo desconocido
No soy yo el que lo convoca,
Sino el Maestro de los espíritus y poderes en el Inframundo.
Esta pregunta será respondida;
Las polillas se la aprenderán bien,
Volarán al mundo Invisible sobre caminos de luz de luna,
Y la susurrarán a los oídos de X (el espíritu
o poder al que estás preguntando).
Y sobre las alas del sueño,
Una respuesta verdadera vendrá a mí.”

Cuando hayas escrito la pregunta, dobla el papel para que pueda entrar fácilmente en el tarro con las polillas. Coloca el tarro en el Triángulo de Manifestación, deja caer el papel en su interior y vuelve a poner rápidamente la tapa diciendo:

“¡Polillas, memorizad bien estas palabras y llevadlas
Al que puede responderlas,
Al que yo busco,
En el nombre del Maestro!”

Contempla el tarro situado en el Triángulo, y salmodia una y otra vez:

“Un sueño vendrá en respuesta a esta pregunta.

Estas criaturas volarán y revolotearán

Y llevarán estas palabras interrogadoras muy lejos.”

Mira las polillas hasta que veas que tocan el pergamino o el papel al menos una vez. Gira de arriba a abajo el tarro para hacer que lo toquen si no lo hacen por sí mismas. Ten cuidado de no dañarlas en el proceso.

Después de que hayas salmodiado este segundo encantamiento al menos nueve veces (hazlo tantas como gustes), termina la última línea del mismo con:

“¡Id, en el nombre del Maestro!”

Abre el tarro, sosteniéndolo boca arriba, dejando que las polillas revoloteen y se alejen.



Cuando todas las polillas hayan volado lejos, di la “Invocación de la Agencia del Nombre Inefable”, y después haz la “Conjuración del Viento de Liberación” para romper y desterrar tu Anillo Brujeril. Después espera tu sueño. Un Brujo astuto puede usar este método de “Envío de la Polilla” para cumplir muchos otros trabajos, para cualquier propósito, en cualquier corriente – para lo cual se requiere imaginación.



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:




No hay comentarios:

Publicar un comentario